Urgent, Anger management course for me!

Toda la semana que estuve en Paris -para la final de la Champions League, un partido con madres- me persiguió este maldito sentimiento de culpa. Pudimos haber sido campeones and then I blew it again!!!
 
Ya me lo había adelantado, uno de los locos con los que juego fut los miércoles a la hora de la comida. Como quiera me tomó por sorpresa la noticia cuando en la square de la uni, primero el Alfonso me comentó, y luego Nick, el mero organizador, me preguntó si podíamos juntar un equipo mexicano de fucho, para competir en un mini-torneo con esquema tipo mundialista.
 
Of course we can, mate. La oportunidad perfecta para demostrar que nuestro futbol fue el mejor de la Sunday League, no matter the results. Bien, ?el problema? convencer y asegurar que tuvieramos suficientes jugadores para el torneo. !Ah! y que paguen los cabroncitos.
 
Al final, el Domingo del torneo nos juntamos 5, ya saben siempre hay que andar arreando al mexicano; fiestero como pocos en el mundo, pero impuntual, desorganizado, incumplido y demás como muchos. Me dijo el Gabriel, llamó tu tocayo (Marco Aurelio) que no venía, y Fernando dice que está ocupado, pero que si en realidad lo necesitamos (Yeah! !No sabes cuánto! Ja) que le llamaramos, anda aquí en la escuela. Mientras el Vasco Ego me proponía que si quería le llamaba a un cuate que la levantaba. Y para pronto le contesté: !Orales! No estamos para ponernos moños.
 
El sorteo se dió y no supimos si el grupo era bueno o malo. Ya la suerte estaba echada, había que vencer a dos equipos para acceder a los cuartos de final. Nuestro partido era de los primeros y ya teníamos una de las últimas canchas asignadas, junto a las de tennis. Todo estaba listo para el asalto al campeonato. Una rápida mirada a los primeros contrincantes me hizo reconocer el uniforme de la juve, y recordar que a esos locos ya los habíamos relativamente fácil vencido en la Sunday League 2-0 prácticamente jugando con suplentes. El mismo día en que vencimos al líder de último minuto 2-1 con nuestro futbol más excelso hasta entonces.
 
Irónicamente entrando ya a la cancha sintética le afirmé a Dennis. Mate, today no errors, I feel so concentrated, No complains, No bad temper. We are winning this tournamente. Más tarde tendría que tragarme mis palabras en el peor momento de todos.
 
 
El primer partido contra los de uniforme de la juve, fue un partido cerrado. De hecho, ellos comenzaron dominando y creando las oportunidades de gol; ahí fué cuando comenzamos a notar que Dennis ya es un portero confiable, nada que ver con el titubeante arquero de los primeros partidos de la Sunday League. Yo comencé ahí a aplicar el colmillo latinoaméricano y sacar de quicio a el mejor delantero de ellos, pero sin perder el control. Al final ganamos ese partido como solemos perder, de último segundo. Clásica combinación: pase filtrado de Ego al Rury que se quita la marca y cruzado vence al portero. Los tres puntos fueron para nosotros. Great!!!
 
 
La suerte al parecer ese día iba a estar de nuestro lado. Fuimos a buscar a Nick para checar los detalles del segundo partido. Nada rescatable de él. Al final ganamos 1-0, después de fallar por lo menos 4 oportunidades claras. No importa, habíamos ganado los dos, contrario a nuestra costumbre perdedora y lo mejor, eramos líderes de grupo y así accedíamos a cuartos de final.
 
Cuando nos enteramos de que el equipo de cuartos de final había pasado a duras penas. Sentí que ese era nuestro día y se lo dije a Rury, Ego, Dennis y quién me quiso escuchar. Sabía que por alguna razón desconocida la fortuna estaba de nuestro lado ese día. La manera en que conseguimos el segundo gol lo corroboró. Ego ejecutó una falta Darius (el iraní de negro en la foto) desvía el balón y la pelota está en el fondo de la portería. Además de eso habíamos jugado un futbol bello, y debimos haber metido por lo menos un par de anotaciones más. En una de esas jugadas desafortunadas, Rury me filtró una pelota en que entro solo por el centro y me aceleró y punteo buscando el poste lejano. Desperdicié realmente lo que era una oportunidad clara. No importa, estamos ya en semifinales, ?todo lo demás?  Paja, eso quedá atrás.
 
Les volví a afirmar: Compas, hoy nos llevamos el campeonato, estoy seguro. Había esa percepción entre el grupo. Difícil de entenderlo después de tantas decepciones en la Sunday League. Estabamos conjuntados, la fortuna de nuestro lado, no parecía que hubiera rival para nuestro fut ese día. 
 
Llegamos a ese partido confiados, como lo haría en la final traté de motivarlos tipo Gravesen, de esta salimos campeones volví a repetir el mantra, como tratando de convencerme a mi más que ellos. !Vamos pinche vasco de mierda! le menté al Ego. !Esta es nuestra hermano! le espeté el Rury. !Concentrado atrás Gabo! Listos.
 
Vimos al otro equipo y mentalmente dijimos es posible. Ellos se veían cansados, más disminuidos que nosotros. Pero había fut, yo reconocí a por lo menos dos con los que había jugado futbol de salón, nada del otro mundo, pero fut tenían; y el que organizó la Sunday League también estaba con ellos, y ese loco llegó con su equipo a la siguiente ronda de ese liga. En resúmen, eran ingleses, y si algo he siempre reconocido es que futbolísticamente no tienen gran cosa, pero de agallas cuidado, te puede salir uno tipo Gerrard y, !ah cómo te cuesta trabajo vencerlos!
 
El partido comenzo tenso pero aún en los primeros minutos se notó que el fut bello estaba de nuestro lado. De nuevo, ellos apostaban a la fortaleza y los pases largos sobre todo por las bandas. Mientras nosotros salíamos por los laterales, con Ego intentando llevarse a uno o dos y entonces, ya sea buscar a Rury en el extremo o a Darius por el centro.
 
Si mal no recuerdo creamos un par en los primeros minutos, estrellamos dos en los postes, una de Rury y otra del Ego, parecía la suerte se desvanecía. Seguíamos abriendo la defensa pero no lograbamos meterla. En un típico gol en contra, uno de ellos lanza un pase por la banda, pase corto al centro, devuelve a la banda, y un titubeo mío en el que tengo a dos, si me voy por uno el otro queda solo. Y eso pasó, doy un paso hacia adelante gritó: !Marquen! No lo dejen tirar, y creo que eso hará, el lo nota amaga el tiro y cuando me adelantó deja solo al delantero que saca un riflazo y vence a Denis que nada podía hacer. !Chin! Not Again. Not now. Not today.
 
No recuerdo mucho más. No sé si tuvimos más oportunidades. Pero contrario a lo que todos me sugerían me subo, veo el hueco, Rury tiene la pelota se quita a uno girando con la zurda. !Rury, aquí! Grito yo, titubea un segundo, al fin suelta la pelota, cruzo el medio campo, creo con un quiebre de cintura y velocidad logro llevarme a uno, sale otro defensa a la cobertura, pero veo el portero está adelantado, aceleró y punteo tipo Ronaldo en la semifinal contra Turquía en 2002. No mames. !Había empatado con un golazo! Tanto que me fui a festejar a la malla que da al estacionamiento. Terminando el pertido Fer me recordaría: Bueno tú cabrón ?porqué te fuiste a festejar como si hubiera tribuna a la malla? No sé wey es la adrenalina, estaba feliz.
 
 
El cansancio y mi edad comienzan a hacer estragos en mis piernas. Recuerdo que en una de esas hago el sprint y se me empieza a manifestar un calambre. !Nooooooooo! Pasa y creo puedo seguir jugando, tal vez en ese momento debería haber salido y meter al Gabo, pero no me lo quise perder. En otra jugada de peligro, dejan solo a un delantero, esta frente a Denis, y cuando parece que anota el del gane, me barro por atrás limpio y se la saco mandándola a corner. !Uf!
 
Comienzan a presionar, más por fuerza que por fut. Nosotros seguimos llegando pero su defensa es más solida que la nuestra, y yo me siento disminuido. En uno de sus ataques mandan un pase filtrado por la banda, uno de los de futsal toma el extremo y acelera, parece que irremediablemente me lleva, pero como siempre en esos casos tengo el último recurso: la barrida. Funciona, más sin embargo viene el calambre, me quedo en el piso, y le pido al delantero me eche la mano. Tardo en reaccionar y al final pido el cambio, entra Gabo por mi, quedo deshecho en el piso.
 
Tratamos de acomodarnos atrás. Le pido al Gabo que tome mi posición de Full Back para dejar la salida con Ego libre. Afortunadamente ya no faltaba mucho. Nick silba el final y nos vamos a penales.
 
En tandas de tres por equipo se van a tirar los penales, no hay peX tenemos mejores jugadores. Con diferente estilo pero anotan Ego y Darius. Igual suerte corren ellos, aunque Denis estuvo a punto de parar el primero. Llega el tercero de su parte, y fallan. Great!!! Cerramos nosotros, viene Rury nuestro goleador, no debe tener problemas. Intenta hacerla sobreconfiado con una finta primero, tan sobrado que la falla. !!!Chin!!! Far away so close.
 
Ok. Muerte súbita. Van ellos de nuevo primero. El que ejecuta ahora tira un riflazo, pero Dennis adivina a que lado va y detiene bizarramente con la cara. !Moles! se le ve rojísima, voy a abrazarlo como felicitación, me reconoce pero quiere saber si sigue en el planeta Tierra. Well done, mate!!! Digo. Yeah, Thank you, solo balbucea inintelegiblemente.
 
Well, well. Alguién tiene que cerrar quedamos Gabo, Fer y yo. Los otros se me quedan viendo y digo: !qué chinga! tiro yo, no problem. Bien, toda la historia de fracasos futboleros me pasa rápidamente y se agolpan en mi cabeza. Pero también recuerdo el parteaguas con el Menotti y el cambio de mentalidad, y sobre todo el campeonato de la sub-17. !Va!
 
Le hago a la mamilada, acomodo el balon, checo al portero, me sigo repitiendo mentalmente !vamos a ganar! decido tirar a la izquierda del portero y por abajo, cierro los ojos para concentrarme. Disparo seco y por abajo un poco por encima del nivel del terreno, el portero adivina y creo alcanza a tocarla, pero va tan arrinconada y abajo que no puede evitarlo. !Es Gol! No puedo creerlo, he metido el del empate con un golazo y los meto a la final con mi penal en muerte súbita. Ni en escape a la victoria se logra ese tipo de victorias. !Ja!
 
Vuelvo a salir como loco y solo a festejar esta vez a la red que divide los campos y grito: !Gol, Pu*o*! (Censurado por el manual de buenas maneras victorianas). Hago un movimiento circular de cabeza para quitarme el pelo de la cara mientras festejo, tanto que el Ego lo nota y despues me dice: Ese melenas el terror de la nenas, por lo mamilas del festejo moviendo la testa. Se me acerca el Rury y me dice, perdon hermano, la regué. Lo tranquilizo con un: No hay peX ya estamos en la final. Y lo que es mejor gracias a mis goles. Yeah!!!
 
En la final, según los mexicanos la primera vez que se llega. Nos sentamos a lamer nuestras heridas después de esta batalla, todos nos vemos contentos. Como es usual sale como tema de conversacion mi manera de jugar suavecita y la famosa barrida del calambre. Denis dice algo que va a ser premonitorio: Sabes, Marco tu forma de jugar me hace recordar a los Argentinos; no sé si reir o llorar, y le regreso: no sé si tomarlo como insulto o halago, mate. Es un halago dice, es tu forma como juegas el fut con pasión y metes la pierna fuerte si es necesario sin pensartelo dos veces. Ok, se acepta la comparación por ahora.
 
Llegamos a la final. Casi todos coincidimos que no queríamos del otro lado a los de la juve, a los que les ganamos el primer partido pero que estuvo cerrado,  y además se veían enteros. El juego del otro equipo se nos podría facilitar. Los de la juve fueron entonces eliminados como deseabamos, y teníamos el camino libre para tomar el campeonato. Hasta ahí el libreto parecía de cuento de hadas.
 
Bien, pedimos la cancha donde se tiraron los penalties por cábala. Nuestro equipo cree que como hemos ganado tirando hacia la cerca de malla no hay razon para no repetir. El partido comienza equilibrado pero movido con ligero dominio nuestro pero nos estamos acomodando. Todo parece bien, me siento seguro, tan seguro que cuando Ego en nuestra zona defensiva la tiene controlada y se acerca un delantero contrario a tratar de llegarle doy dos pasos laterales y sútilmente lo obstruyo, lo saca de quicio este colmillo latino y me da un buen empujón. Ok bloke, así vamos.
 
Seguimos equilibrados, pero ya se comienzan a percibir la falta de concentración mía, que ahora, ya frío, no me explico. No había peligro, como quiera le doy por abajo al mismo delantero, esta entrada  termina por calentarlo. En ese momento, en lugar de esperar el momento correcto para hacerlo cometer un error, sigo empecinado en esas mañas. En un momento dado tratando de emular lo hecho en la semifinal me voy al centro del campo, recibo la bola y controlo, acelero y este loco mas joven y alto cruza toda la cancha desde una de las bandas, me da tremendo empujón y tiene la bola en su poder. Me enchilo sin razón y salgo persiguiéndole, pero en lugar de devolver el empujón le doy tremendo patadón por debajo que termina cayendo cuan largo es. El Nick sin titubear ni tantito marca sent off, mate. Me le quedo viendo con mi mejor cara de yo no fui, tratando de lavar mi pendejadota, y suavemente digo, come on, mate; pidiendo clemencia, pero el Nick no la tiene. Repite el off.
 
Estoy fuera, la he cajeteado de nueX, peor cuando estabamos cerca y jugando bien, por lo menos a nuestro nivel, les he quitado la motivación, vale ya madres si ganamos o no, parezco oirlos, este wey la hizo otra vez. Salgo del campo sin creerlo, quiero que me trague la tierra, ahora no tengo excusa. ?A quién culpo ahora? Ni siquiera trato de buscar la aprobacion de alguien. Me coloco en una de las líneas de meta junto a nuestra portería; ni el mandar las posiciones del equipo me sale ahora.
 
Son dos minutos con 5 jugadores en lugar de 6. Resisten heróicamente y no cae el gol. Entra Fer, se acomoda en la punta, y se retrasa Gabo. Este último aunque juega bien, no tiene el juego duro indispensable en la defensiva. Y en una de tantas jugadas, otra triangulación y queda solo uno de ellos, más por el desgano que la buena jugada. Se acabó, nos han anotado. Perdemos 0-1. En ese momento me sentí vil. Ya no teníamos moral para remontar. Se crearon unas dos oportunidades claras por parte nuestra, pero Fer no es nuestro delantero estrella y las chorrea irremediablemente. El silbatazo final suena eterno, como de pesadilla.
 
Nick todavía sale, e intentando reconciliar el punto me dice. ?Pero si era expulsión no, Marco? Se me sube la adrenalina, y sin razón realmente le regreso. You know, mate? Do you like to know what I really hate? Hyprocrisy. I Don’t understand how that guy was kicking me and you said nothing, and the first I did, I was sent off. En realidad la falta fué tan artera que probablemente ni yo lo hubiera dudado. Ni eso me hizo sentir mejor.
 
Al irnos, como al Gravesen, todos me trataron de evitar. Sabían que habíamos estado cerca, y no entendían como había jugado un partidazo en semifinales y la cago tan feo en la final. Tenían razón, solo un pendejo como yo puede arguir algo. Eché al caño todo el esfuerzo de 5 partidos para nada. Quería recibir aprobación que por supuesto no obtuve. Vaya ni Denis que a veces es comprensivo quiso acercarse. Me sentí peor que merde, neta.
 
Entre semana que Nick mandó las fotos y los resultados, yo agrego al correo un:
 
We reached the final playing beautiful football!

Sorry about that lack of concentration,

See ya later,

M@rcX

 
Dennis, como siempre amable, un poco intentando aliviar el dolor contesta:
 
Hi Marco,
Thanks for the pictures. We did play beautifully, real
team work!
It’s good to see you learned the lesson from the final
match (as I said, it’s the Argentinian hiding in your
footbal soul), but dont’t keep this your memory.
Instead, remember that terrific goal that you scored
after travelling the whole pitch and the perfect
penalty!
Abrazo,
Denis
 
 
Well, that doesn’t really ease the pain, but helps. Si como por ahí dicen la vida tiene siempre una revancha esta tendrá que darse en Robin Hood’s land el Sabado (3/6/06) y si he aprendido la lección como Denis supone ganaremos el campeonato y habré aliviado un poco el sentimiento de culpa. Si Dios lo permite, eso se los cuento el Lunes.
 
 

 

 
 
This entry was posted in Games. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s