El Cambio Climático y sus Bemoles (2)

Quisiera, si se me
permite, hacer otro paréntesis para contar otra experiencia personal durante mi
preparación doctoral. Esta vez asistía a una clase que era llamada Global
Warming, but of course. El profesor de la misma organizó una dinámica tendiente
a aprender sobre las rondas de negociaciones del mencionado protocolo. Para
ello, nos dividió primero en pequeños grupos. Cada grupo discutiría la posición
de un país en particular; en mi caso me tocó el grupo que representaría a
China. Como ya le adelanté al principio, influenciado por sus lecturas y otras
adicionales, yo sabía que China con el tiempo comenzaría a tener un papel
preponderante en el concierto mundial de la naciones; por lo que su
participación adquiriría gradualmente relevancia en estas discusiones. Esta de
más, tal vez, mencionarle que mis opiniones se estimaron excéntricas en esa
época. Ya en el ejercicio de la ronda final de “negociaciones”, China fue
relegada a un papel secundario. Tal cual está ocurriendo hoy día. ¿No es
cierto?

Después de que
finalmente se arrastró a Rusia –en la acepción literal de la palabra- a la
firma del archi-mencionado Protocolo de Kyoto. EUA junto a un grupo de cinco
países más lanzaron un pacto para desarrollar tecnología de energía limpia
(clean energy), en el que afirmaban no era un intento para restarle importancia
al dichoso protocolo. Sólo que, entre otros datos interesantes, este grupo
formado por el mencionado EUA, Japón, Corea del Sur, China, Australia e India
representan el 45% de la población mundial y consumen la mitad de la energía
del planeta. Tan sólo EUA emite el 25% del total de los gases que causan el “apocalíptico”
efecto invernadero (
Pacto_Energia_Limpia).

Por último,
aunque no precisamente geopolítico, si considero conveniente señalar que, para
actualizar mi introducción a la Tesis Doctoral tuve que leer el “Resúmen
Ejecutivo” (Summary for
Policymakers
) del último reporte del IPCC 2007. En él una carácterística
llamó sobremanera mi atención: el uso del adjetivo rápido vínculado a la frase
cambio climático. Usted comenzará a notar en el futuro inmediato como la frase
completa va poco a poco a ganar terreno entre expertos y neófitos, al tiempo.
¿Ha ocurrido antes en el pasado un cambio climático “súbito”? Cito textualmente
a Lamb (1982):

La rapidez de algunos
cambios climáticos.

Algunos climatólogos,
notablemente Bryson, Flohn and Manley, han llamado la atención a la
aparentemente gran rapidez de un número de cambios climáticos mayores en el
pasado. Por ejemplo, tres congelamientos mayores que han cubierto quizá la
mitad, y en algunos casos más de la mitad, el rango entre las actuales
temperaturas prevalecientes (o interglaciares) y las temperaturas del climax de
la ultima era glaciar, parecen haber tenido lugar dentro y alrededor del océano
Atlántico norte, en Europa y el en Mediterráneo, en las etapas tardías del
último período Interglaciar. Estos congelamientos, fechados aproximadamente
hace 115, 90 y 70,000 años, tardaron cerca de mil años y posiblemente cerca de
un siglo en llevarse a cabo. (Lamb, 1982; pag. 64).

Para apoyar mi
punto de vista de que acepto que en algunas regiones del mundo el cambio
climático está ocurriendo, y no se mal interprete mi exposición; terminaré esta
sección con algunos de los ejemplos evidentes del cambio climático a diferentes
escalas espaciales.

GLOBAL.

De entre las
temperaturas globales más calurosas en los registros, la mayor parte de ellas
han sido observadas a finales de la década de los 90s y principios de este
siglo.

Cambios en la
cubierta de hielo en ambos polos, principalmente retraimientos.

Pérdida de la
superficie de glaciares tanto en los Alpes como en los Andes, entre otras
regiones del globo terráqueo.

REGIONAL.

No tiene
realmente una relación directa, pero es inquietante el aumento en la intensidad
y duración de los Huracanes, la temporada del 2005 fue un buen ejemplo de ello.

La onda de calor
del 2003 en Europa.
(Luterbacher
et al., 2004).

Intensas lluvias
en la India (Bohra et al., 2005).

LOCALMENTE.

Los Huracanes
Stan primero (Aubry,
2005
) y Wilma nos enseñaros que somos particularmente vulnerables al cambio
climático.

Los impactos de
los años Niño 82-83 y luego la mayor parte de la década de los 90s, nos señalan
que somos una región que es afectada grandemente por este fenómeno.

Desentrañando el discurso.

RESUMEN
“EJECUTIVO”.

Sin duda las
actividades del ser humano que emiten gases de invernadero son una variable
reciente en la ecuación del sistema climático terrestre. Sin embargo, de que
países han de venir las soluciones a este problema que nos aqueja como especie,
es algo mucho más difícil de abordar. Si los países en vías de desarrollo
siguen confundiendo el Cambio Climático con el Calentamiento Global, y además
se apropian de frases desgastadas como “conjuntar crecimiento económico con
sustentabilidad” el futuro no es muy promisorio. Dado que si hurgamos un poco y
distinguimos del total de toneladas de CO2 con la emisión per capita
por país, encontraremos que existen no tan sutiles diferencias entre uno y otro
país. Al final, vengan de quién vengan, nuestros estilos de vida tienen que
cambiar para hacerlos más sustentables y empujar, tanto a los países como a sus
“protocolos”, a actuar a la par con los que creemos que podemos prevenir y
detener el cambio climático antropogénico.

Un calificativo,
que recientemente aplicó Porfirio Muñoz Ledo, define perfectamente al gobierno
que, contra la voluntad de la mayoría, rige México: anacrónico (Muñoz Ledo). Una de las
frases que pronunció nuestro primer mandatario el día que presentó “La
Estrategia Nacional de Cambio Climático” (La
Jornada 26-05-07
) desnuda la ignorancia de sus asesores y la suya propia en
el tema. Eso de conjuntar “Crecimiento económico y sustentabilidad” no es sólo
más que un eufemismo, escaparse por la tangente en lugar de enfrentar el
problema. Bastaría investigar un poco para encontrar que es uno de los
argumentos de la administración Bush con el fin de no comprometerse con el
Protocolo de Kyoto. Pero no sólo eso, fue también usado por Rusia antes de
firmar el acuerdo.

De hecho, no sin
dejo de vergüenza, tengo que aceptar que uno de mis “pecadillos” es el fútbol (Abramovich
y el Chelsea
). Hace poco tiempo antes de un partido estaba viendo uno de
los noticieros en el que Adela Micha entrevistaba a Alicia Bárcena, funcionaria
de la ONU que, por lo que veo, tampoco está completamente informada, confunde
(lo que ya le había adelantado) Calentamiento Global con Cambio Climático. Como
mucha gente, da por sentado, que una gran fluctuación anual de la temperatura (que
puede ser positiva o negativa) es mayor necesariamente que la variabilidad
natural histórica. El panorama no es muy halagüeño, planteado de esta manera. Estos
dos ejemplos nos demuestran que, quienes están a cargo de las políticas
ambientales, no se toman la molestia de leer a sus asesores o de allegarse
verdaderos expertos en el tema.

El año pasado
visitó esta universidad uno de esos investigadores Mexicanos que “asesoran” a
la Unión Europea en cuestiones de cambio climático. Particularmente, en el área
que corresponde a las rondas de negociaciones sobre la implementación del
Protocolo de Kyoto. En algún momento de su presentación se auxilió de gráficas
que mostraban la cantidad de toneladas de CO2 (no pierda de vista
también uno de los otros gases de efecto invernadero: el gas Metano) lanzadas a
la atmósfera por país. Poco tiempo después hubo otro seminario presentado por
un estudiante Español, cuya investigación la realizó en el Sureste Mexicano, y
versaba sobre la posibilidad de negociar lo que es llamado “Carbon Credits”
dentro del mismo protocolo; lo cual no tendría nada de cuestionable si
estuviera insertado en contexto adecuado. Estos casos me hablan de tanto, el
desconocimiento a fondo en el tema, como de lo que usted llama “El Colonialismo
Mental”. Uno de los verdaderos problemas no está en la cantidad de toneladas
arrojadas a la atmósfera sino en la producción PER CAPITA, ahí la diferencia,
aunque se va acortando, es abismal entre EUA y China por ejemplo.

Quisiera volver a
enfatizar que estoy convencido de que el Cambio Climático está ocurriendo, para
que no se mal interpreten mis palabras, y vaya a terminar pensando que mi
Doctorado lo financió la EXXON. Yo mismo comencé mis estudios como escéptico
tratando de demostrar que todo era una conspiración, y que en realidad el
Cambio Climático no existía, o en el peor de los casos no era tan grave. Sin
embargo, después de terminar mi Tesis los resultados ahora mismo son
contundentes. El Ser Humano ha entrado pisando fuerte como variable en la
ecuación del sistema climático. “Coincidentemente” los cambios más pronunciados
(temperaturas más calurosas y menor lluvia) en las variables climáticas que
estudié se dan en las zonas de mayor
cobertura vegetal en México, a saber: Los Tuxtlas, las regiones selváticas de
Tabasco y Chiapas, y los bosques Michoacanos. Ahora tengo una promisoria área
de investigación. Al principio apostaba sólo por la deforestación, pero mi
último análisis de estudio fue relacionar estos cambios en lluvia y temperatura
con “El Niño”, y observé que este fenómeno afecta también grandemente esas
regiones. A tal grado que los cambios ahí son estadísticamente significativos;
por lo que ahora tendría que separar el grado de impacto antes de afirmar con
certeza algo. Sin embargo, ya no me queda la menor duda: en distintas partes de
México están ocurriendo cambios significativos, y parte de ellos pueden haber
sido parcialmente causados por el Hombre.

¿Si el Cambio
Climático es un hecho en diferentes partes del mundo, entonces quién va a
proponer las soluciones? Es aquí que tenemos que pelar la cebolla como
recientemente confesó Günter Grass. Para conmemorar la semana de la firma del
Protocolo de Kyoto, la Universidad de East Anglia preparó simultáneamente varios
seminarios relativos al Cambio Climático. Como la sociedad Británica es muy
tolerante, se prepararon dos pláticas con puntos de vista distintos en cuanto
al Calentamiento Global. Tal vez por azares del destino, tanto el científico pro-protocolo
de Kyoto (John
Schellnhuber
), como el experto en estadística (Lomborg) en contra de
este acuerdo, coincidían en que las soluciones deberían venir de los países
desarrollados. Irónicamente, el científico no se ruborizó al afirmar que países
como China, India, Brasil, Sudáfrica y MEXICO tendrían que ser más receptivos a
las “tecnologías de punta” que solucionarán el Calentamiento Global. Creo que,
entre eso y un homologo del Banco Mundial (con todo y sus políticas ad hoc
asociadas) para el Cambio Climático solo hay un paso, ¿no cree? Leía hoy por la
mañana que mi tocayo el Tony Blair anda de gira en Africa (Blair en Africa).
¿Qué andará negociando el creador de la “tercera vía” por allá?

Desde mi humilde
punto de vista, lo que tenemos NOSOTROS que cambiar es nuestros estilos de
vida, las grandes empresas no van a hacerlo, pero sí podemos obligarlas a ceder
un poco. Mire usted, yo he convivido con estudiantes Chinos e Hindúes durante
mi estancia en el extranjero (además de que uno de mis otros vicios, que es
inocuo, es leer) y puedo afirmarle que ellos, dado el boom económico en sus
países están cambiando preocupantemente sus costumbres, y pronto van a afectar
el medio ambiente, si la emisión PER CAPITA de cada uno de ellos aumenta en
proporción directa con su creciente “poder adquisitivo”. Ese es el reto hoy en
día.

¿Hay salida a
este aparente callejón sin salida? Así es, PREVENCION. Ya le había mencionado
que 2005 fue una temporada activa de Huracanes. El impacto de uno de ellos
acaparó la atención en los medios de comunicación masiva: Katrina. Dentro de
todo lo que se debatió una nota llamó poderosamente mi atención. Las compuertas
de los embalses que protegen a Nueva Orleáns no habían recibido mantenimiento
(me platicaba la semana pasada un cuate Danés que leía que aún no lo han
hecho), lo que es peor habían reducido el presupuesto para ello. Recordé
entonces la explosión de uno de los transbordadores espaciales, y el mismo caso
de obsesión neoliberal con sus estudios costo-beneficio. El otro Huracán del
que quisiera hablar es Vilma. Este es más fácil; escuchando uno de los
programas del Doctor Lammoglia, él comentaba que en realidad el desarrollo
turístico de esa zona fue la “genial” idea de un amigo de LEA que era
aficionado al buceo. A los Mayas, que eran profundos conocedores de estos
fenómenos (Huracán viene precisamente de su lengua), jamás se les ocurrió
contar con poblaciones tan cercanas a las costas de la península Yucateca (http://www.nhc.noaa.gov/pastdeadly.shtml).

¿Existe
posibilidad de influir sobre las decisiones de los grandes consorcios que
dominan la economía del planeta, y que afectan directamente al medio ambiente?
Hoy en día las personas comienzan a despertar y darse cuenta del poder de su
gasto en lo que ha sido llamado “La Revolución de los Consumidores”. Por
ejemplo, la reacción de algunas personas al documental Super Size Me
empujó, dada la disminución de sus ganancias, a Mc Donald’s a considerar al
consumidor, y cambiar su menú entre otras medidas. Para terminar con esta
exposición, déjeme comentarle que, cerca de esta universidad existen dos
supermercados diametralmente opuestos en sus objetivos. Uno de ellos recibe –si
mal no recuerdo- una de cada ocho libras que se gastan en el Reino Unido, en
este super un litro de yogurt cuesta £0.79; el otro es parte de una cooperativa
y el mismo litro cuesta £1.20. Sin embargo, las diferencias en sus políticas de
administración son grandísimas y, por ende, el impacto que esto tiene en
nuestro medio ambiente. Así, “la decisión es nuestra e individual”, pero puede
a la larga influir en nuestro entorno, y consecuentemente, en el curso del clima en nuestro planeta.

Afectuosos
Saludos,

Marco Antonio
Salas;

Norwich, GB;

30/5/07

P.D.1. Como soy creyente,
ruego a Dios que no se presente en estas circunstancias un “Dust Bowl”. De uno
y del otro lado del Bravo tenemos a lo peorcito en la historia de nuestros
gobernantes en estos momentos.

P.D.2. ¿Gente Nueva se refierirá
a los nuevos narcosatánicos, como aquellos que asolaron el norte de Tamaulipas en
la década de los 80s?

P.D.3. ¿Contamos también
con reservas de gas natural entre nuestras maldiciones como pretexto para que el
vecino del norte ponga su bota sobre nosotros?

Para más detalle
en algo de lo que me apoyé. Subí dos de los capítulos de mi tesis de maestría a
un sitio de la red:

capitulo_4

capitulo_3

REFERENCIAS

BOHRA A. K.,
BASU S., RAJAGOPAL E.N., IYENGAR G.R., DAS GUPTA M., ASHRIT R., ATHIYAMAN
B.
2006. Heavy rainfall episode
over Mumbai on 26 July 2005:
Assessment of NWP guidance. Current
Science
90(9): 1188-1194.

GARZA G. 2002. Frecuencia y duración
de sequías en la cuenca de México de fines del siglo XVI a mediados del XIX.
Boletín
del Instituto de Geografía
, UNAM 48: 106-115.

LAMB H. 1982. Climate, History
and The Modern World. Methuen..

LUTERBACHER J., DIETRICH D.,
XOPLAKI E., GROSJEAN M., WANNER H. 2004. European Seasonal and Annual
Temperature Variability, Trends, and Extremes since 1500. Science 303:
1499-1503.

THERRELL M.D., STAHLE D.W.,
ACUÑA-SOTO R. 2004. Aztec drought and the curse of one rabbit. Bulletin of
the American Meteorological Society
85: 1263-1272.

* – * – * – * – * – * – * – * –
* – * – * – * – * – * – *

M@rclimático,

Norwich, U(n) K(alentamiento Global);

6/6/07

Pilona Climática:

He aquí vienen siete años de gran abundancia en la tierra de Egipto.

Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será
olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra.

Y aquella abundancia no se echará de ver, a causa del hambre siguiente la
cual será gravísima.

Genesis 41:29-31 (Casiodoro de Reina, 1569)


This entry was posted in News and politics. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s