“yo sé que hay gente que me quiere.”

“Muy personal”

Entrevista con el cantautor cubano
Silvio Rodríguez

Por: Amaury Pérez

(Junio de 1996)

Amaury Pérez: ¿Te
consideras un hombre místico?

Silvio Rodríguez:
No soy muy religioso en el sentido ortodoxo de lo que esto significa pero tanto
la religión como lo místico tienen que ver entre sí pues no podemos prescindir
de la mística, por que la vida está llena de deseos, de esperanzas, creo que
la mística es inherente a todos los seres humanos aunque no me considero un
hombre místico.

A.P.: ¿Cómo se
siente una persona que ha iniciado, un estilo de cantar, una nueva manera de
comunicarse, alguien que ha sabido dominar los duendes internos y los externos?

S.R.: Me
maravilla que haya gente que pueda hacer esa interpretación, por que yo no me
considero dominador de ningún tipo de duende, más bien
me considero un objeto de los duendes porque no creo que inauguré nada. Las canciones que hice, me las
susurraron, ellos estaban en el ambiente, en la época que vivíamos en esos
momentos, en cierta forma fui un continuador.

A.P.: En tu casa
hay muchos objetos curiosos, entre ellos un pequeño telescopio blanco, que
incluso te llevas hasta cuando vas de vacaciones ¿es acaso que tu vida, de
alguna manera, es regida por las estrellas?

S.R.: Realmente
desde que era niño me interesaba la astronomía, pero también quería ser médico.
Tuve un amigo fanático a la astrología y en una época me inculcó un poco
aquellos conocimientos que he usado para comunicarme con los demás, porque son
muchas la personas a las que les interesa el tema. Yo no puedo hacer una carta
astral, ni soy un sagitario puro. Sin embargo
cuando leí el
horóscopo chino encontré mis afinidades, creo que soy más perro que Sagitario,
pero te aclaro que jamás me he regido por las estrellas.

A.P.: ¿Cómo
influyeron tus padres en tu futuro, en lo que actualmente eres?

S.R.: Considero
que influyeron muchísimo, en general toda mi familia,
mi padre me leyó a José Martí a Rubén Darío y de ahí creo que adquirí el
hábito de lectura de mi madre y de su familia adquirí la musicalidad,
no mucha por que yo no tengo la
suficiente, y esa una de mis deficiencias, pues tengo un pésimo oído armónico. Sin
embargo la familia de mi madre siempre fue cantadora, bailadora. Hay gente que
se burla de mi, me dicen “patón”, sin embargo cuando era joven bailaba mucho,
pero después que terminé el Servicio Militar que me metí de lleno en lo del
canto, perdí el hábito del baile.

A.P.: ¿Disfrutas
el haber sido profeta en tu tierra?

S.R.: No creo que
haya sido profeta, he sido conocido, aceptado, querido y también ignorado, a
veces hasta repudiado, pero yo creo que esto es un equilibrio.
He tenido la oportunidad de conocer mi trabajo cosa que a veces muy poca
gente consigue
y eso
es un privilegio y yo me siento muy agradecido.

A.P.: Se que eres
buen hijo, buen padre. ¿de dónde sacas tu tiempo para combinar esto con tus
proyectos culturales?

S.R.: En realidad cuando uno se empeña busca el tiempo y lo organiza para que le
alcance y hacer todo lo que uno necesita.
Hay una etapa en la vida que uno llega a ser el
padre de todos y esto es una gran responsabilidad. Afortunadamente tengo una
familia que es muy generosa conmigo, y siempre me ha consentido mucho.

A.P.: ¿Eres un
experto en la ciencia ficción?

S.R.: No, yo sólo
leo ciencia ficción desde que era joven, me gusta porque es una traspolación de
la realidad lo que en otro ángulo.
La ciencia ficción no es
más que un género que se convirtió en una especie poética de la literatura.

A.P.: ¿Has
escrito algo sobre ciencia ficción?

S.R.: Sí a veces
he hecho algunas cosas.

A.P.: ¿Silvio la sala de tu casa la preside una
inmensa foto del Che. Qué significa el Che en tu vida?

S.R.: El Che
significó y significa aquella cosa que quisiéramos ser, la admiración
extraordinaria por
un hombre que supo poner
la condición humana en el punto más alto.
Como alguien ha dicho, el Che fue un hombre capaz de vivir como pensaba, yo creo fue especialmente atractivo para
los jóvenes, porque un hombre así aunque haya muerto a los 40 años, no abandonó
esa condición de joven, de buscador.

A.P.: ¿Te crees un hombre tímido?

S.R.: Lo soy para algunas cosas.

A.P.: ¿Qué queda del Silvio de San Antonio de los Baños?

S.R.: Pienso que unas cuantas cosas, queda por ejemplo el
Silvio se ha ido abriendo paso en la medida de sus posibilidades, luchando, a
veces tenazmente.
Además
una de las cosas que más disfruto hoy en día, es navegar por el río Ariguanabo
y cuando tengo que hacer un regalo a un amigo, lo llevó a San Antonio y lo
paseó por el río.

A.P.: ¿No te atemoriza la expectativa que pueda
crear cada canción nueva?

S.R.: Casi no me entero de la expectativa que crea cada
canción, eso es un problema de ustedes.
Para mi, como para cualquiera que haya hecho
muchas canciones, la expectativa consiste en tratar de buscar que una melodía
no se parezca a la anterior, buscar nuevos temas, aunque ya no me torturo tanto
con esto, pues hay épocas en que tengo más fluidez para hacer nuevas melodías.

A.P.: ¿Qué música
te gusta escuchar?

S.R.: Me gusta mucho la música instrumental, los temas de películas, últimamente
he hecho mucha música para cine.
Curiosamente escucho pocas canciones y mucho menos las mías.

A.P.: ¿Tu crees
que la nueva trova aún existe?

S.R.: Creo que existimos, los de aquella generación que dio lugar a esa etapa que
fue denominada como nueva trova, pero creo que lo que existe es la canción
inteligente, la canción que se comunica con el universo y eso crece también en
otros países.

A.P.: ¿Por qué no
te gustan los homenajes o los tributos?

S.R.: Realmente
no me gustan porque me suenan a velorio, es como si le estuvieran poniendo
velas a uno antes de morirse. Hay veces que uno no se puede negar, hay
instituciones que quieren hacernos un reconocimiento y no hay más remedio que
aceptarlo, pero pienso que
los homenajes están para
la gente que ya no están haciendo en activo, pero mientras uno esté creando,
haciendo cosas no me parece bien.

A.P.: ¿La gente
te ve con algo de misterio y quizás eso se deba al celo en que has mantenido tu
vida privada?

S.R.: No sé, siempre he sido así, tengo un carácter reservado, pero no creo que
haya misterios en mi vida privada, ni para mis amigos, ni para todos aquellos
que me conocen.

A.P.: ¿Muchas personas consideran que hay hombres
difíciles y hombres adorables, como tu ves esa dualidad?

S.R.: Me voy a remitir a una canción que escribí a los 21 años “yo sé que hay
gente que me quiere.”

http://silvio.trovacub.net/entrevistas.html (Junio, 2007)

This entry was posted in Music. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s