Una condición es esencial…la AUTOCRITICA

México, D.F., 26 de junio (apro).- El 30 de junio de 2006, dos días antes de las elecciones
presidenciales, Andrés Manuel López Obrador asistió a una comida con los
principales directivos de Televisa.

http://www.proceso.com.mx/noticia.html?nta=51925

La verdad de López Obrador, en su libro La mafia nos robó la Presidencia

raúl monge

México, D.F., 26 de junio (apro).- El 30
de junio de 2006, dos días antes de las elecciones presidenciales, Andrés
Manuel López Obrador asistió a una comida con los principales directivos de
Televisa.

Fue en la casa del vicepresidente del
Grupo Televisa, Bernardo Gómez, y ahí
Emilio
Azcárraga Jean encaró al entonces candidato presidencial de la coalición “Por
el Bien de Todos” y le dijo sin rodeos: “Tengo información de que… vas a
expropiar Televisa”.

Sorprendido, López Obrador lo negó. “Le respondí
que no era cierto”
, dice.

La anécdota anterior es una de las muchas
historias personales que el tabasqueño relata en su libro La mafia nos robó la
Presidencia; sólo le han quitado una pluma a nuestro gallo” que comenzó a
circular hoy de manera anticipada bajo el sello de editorial Grijalbo.

El libro está dedicado a “quienes
participan con corazón y conciencia para lograr el cambio verdadero”.

López Obrador cuenta el desenlace de esa comida con los jerarcas de
Televisa, como un ejemplo del tamaño de la guerra sucia que enfrentó antes de
las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2006

Ellos sabían que yo no estaba de acuerdo con el monopolio que ejercen en la
comunicación, y mucho menos con que se quieran convertir en un poder de facto,
por encima de los poderes legal y legítimamente constituidos.
No estoy de
acuerdo con la república de la televisión. Sin embargo, nunca he pensado que el
camino para democratizar a los medios de comunicación y garantizar el derecho a
la información sea expropiar Televisa.

Inmediatamente después de la pregunta de Azcárraga y de mi respuesta, me entrego el texto de un decreto expropiatorio que
supuestamente yo presentaría al Congreso el 2 de diciembre de 2006
, es decir, al
día siguiente de mi toma de protesta como presidente de la República.
El documento, que por cierto quedó en mi poder, esta
bastante bien hecho porque se redactó precisamente para ser creíble.
No sólo cuenta
con toda la fundamentación legal, sino que detalla la razón social de cada una
de las empresas del consorcio, algo que yo mismo desconocía. Se habla de
expropiar no sólo Televisa sino también las empresas: Grupo Televisa, S.A.;
Corporativo Televisa, S.A.; Telesistema Mexicano S.A. de C.V.; Corporativo
Vasco de Quiroga S.A. de C.V.; G-Televisa-D S.A. de C.V., y Televisión
independiente de México S.A. de C.V.

Es importante saber quién elaboró este
documento. Creo que corresponde a
Emilio
Azcárraga aclarar cómo llegó a sus manos, pero casi podría asegurar que pudo
haber sido fabricado por el Cisen o por el equipo cercano a Calderón o Fox;
incluso, con la colaboración de algunos funcionarios de la misma televisora.

Lo que si esta claro es que el propósito fue sembrar la desconfianza. Tengamos en
cuenta que si engañaron a muchos integrantes de la clase media, por qué no
hacer dudar a quien representa a tantos intereses económicos como Emilio
Azcárraga. Por eso
es imprescindible que
se garantice el derecho a la información por encima de intereses de grupo.

En la parte final del libro, de 301
páginas, López Obrador detalla cómo vivió los días posteriores a la elección,
los más aciagos de carrera política sin duda:

El día de la elección fui a votar con mis
hijos muy temprano y regresé a mi domicilio. Ahí permanecí hasta las 8 de la
noche. En mi casa, en compañía de Federico Arreola, estuve recibiendo los
reportes de una encuesta de salida que se contrató con la empresa de la doctora
Ana Cristina Covarrubias. Este sondeo consistió en aplicar 38 mil 618
entrevistas, inmediatamente después de que los ciudadanos habían votado. Fue el
ejercicio más grande y riguroso que se aplico en todo el país, el día de la
jornada electoral.
Desde el primer
reporte de las 10 de la mañana hasta el último siempre nos mantuvimos arriba
con un promedio de tres puntos de ventaja.

Este mismo resultado se reflejaba en otras
encuestas de salida aplicadas durante la jornada electoral. Incluso,
hacia las 5 de la tarde recibí una llamada de Bernardo
Gómez, de Televisa, para decirme que ellos tenían información de que había
ganado la elección presidencial.
Sin embargo, al cierre de las casillas,
cuando comenzaron a falsificar los resultados, se empezó a hablar de un empate
en los conteos rápidos.

Aquí
cabe recordar que las encuestas de salida se hacen preguntando a los ciudadanos
por quién votaron, mientras que los conteos rápidos se sustentan en los
resultados contenidos en las actas; es decir, cundo ya se habían introducido
boletas de más con votos a favor de Calderón, nos habían quitado o anulado
votos indebidamente, o de plano, habían falsificado un buen número de actas.

Esa noche, justo después de que Luis Carlos Ugalde, consejero presidente del IFE, informara por televisión que no darían resultados de las 7
mil 281 casillas del conteo rápido del Instituto, porque la contienda estaba
muy cerrada,
apareció Vicente Fox para transmitir un mensaje
en el mismo sentido. Quedó en evidencia que estaban actuando de manera
concertada, sin respetar la autonomía y la imparcialidad que debía normar la
actuación del IFE.

(…) la noche del 2 de julio no dormí.
Estuve pendiente de los resultados oficiales. Al día siguiente en el PREP
aparecía reportado el 98.45 por ciento de las casillas electorales para
presidente de la República, lo que significaba, según el IFE, que sólo faltaba
por contabilizarse la votación de dos mil 17 casillas.

El día 5 de julio se llevó a cabo el
cómputo distrital. Para entonces,
dado el
cúmulo de irregularidades que aparecían por todos lados, la gente comenzó a
demandar que se contaran los votos casilla por casilla.
Sin embargo,
la instrucción del IFE a los consejos distritales fue que no se permitiera la
apertura de los paquetes electorales.

Ese día, 5 de julio, la manipulación y el
engaño lastimaron la dignidad de millones de mexicanos. El cómputo final por
distrito fue transmitido por televisión y los resultados comenzaron exactamente
al revés de cómo se presentaron al final de la jornada electoral.
Yo aparecía con ventaja todo el tiempo hasta que, hacia
las cuatro de la mañana del día 6, me “rebasó” Calderón.
Después
apareció el presidente del Consejo General el IFE y, usurpando funciones, lo
declaró ganador.

López
Obrador revela también en su libro lo que sucedió en los días previos a los
festejos patrios del 15 de septiembre, cuando mantenían el plantó en el zócalo.

Según él, no podían permitir que Fox se
burlara de ellos dando el Grito de Independencia en el balcón del Palacio
Nacional. “La decisión era desfile sí, Grito no”, dice.

Cuenta que entonces lo buscó el secretario
de la Defensa, Gerardo Clemente Vega García, pero específica que él se negó a
dialogar con el alto mando castrense.

Sostiene que, para darle una salida
aterciopelada al problema, sugirió al entonces jefe de Gobierno del Distrito
Federal, Alejandro Encinas, que le propusiera a Fox que diera el Grito en
Dolores Hidalgo.

Así lo hizo Encinas, pero un día antes de
la ceremonia desayunaron y ahí Encinas le dijo que
Fox estaba necio, que quería dar el Grito en el Zócalo.

Prosigue López Obrador:

Lo de
Fox era una abierta provocación.
Por eso convoque a una asamblea para la
mañana del 15, con la intención de convencer a la gente y tener tiempo para
ensayar, lo del apoyo del Coro Monumental, un acto de protesta pacifica, que
consistiría en que, al momento en que Fox saliera al balcón principal de
Palacio Nacional, a dar el Grito, nosotros, en forma organizada, le diéramos la
espalda en silencio, y que una vez que él se metiera, nos voltearíamos y
llevaríamos a cabo nuestra ceremonia.

Afortunadamente no hubo necesidad de esto.
Llegó a mis manos un documento sobre la
estrategia del Estado Mayor Presidencial para garantizar la presencia de Fox,
que consistía básicamente en tomar la calle frente a Palacio una noche antes
del Grito, que nosotros manteníamos libre.

El plan comprendía llenar esa calle frente
al balcón con tres mil militares vestidos de civil y ahí mismo colocarían los
equipos de televisión para transmitir a todo el país.

De modo que tuve que optar y decidimos
adelantarnos.
Dos horas antes, en
vez de que ellos pusieran las vallas, nosotros las pusimos hasta la banqueta
del Palacio, tomamos la calle y recorrimos el campamento. Cuando se dio cuenta
el Estado Mayor hubo un pequeño forcejeo y momentos de tensión, pero ya no
pudieron evitarlo. Al día siguiente por la mañana no tuvieron más opción de que
Fox se iba a Guanajuato.

En la parte final de su libro, que incluye
sus crudas vivencias en el gobierno de la ciudad, como los videoescándalos y el
desafuero, López Obrador hace una reflexión final. Afirma que
está convencido de que el remedio a los males que aquejan
y atormentan a la nación no vendrá de la elite que detenta el poder.

Sostiene
que la llamada sociedad política está podrida y que sólo vive pensando en
mantener y acrecentar sus privilegios. Asegura que el país necesita una
transformación de las dimensiones de los movimientos de Independencia y de
Reforma y de la trascendencia de la Revolución Mexicana.

Termina:

Esta lucha no es de un día, nos puede
llevar tiempo, pero
vale la pena. Si ya
iniciamos la construcción de una nueva República, vamos hacerlo bien, a
construir buenos cimientos. Vamos a establecer nuevas condiciones económicas,
sociales, políticas, culturales y espirituales, con nosotros y por los que
vienen detrás de nosotros, por nuestros hijos.

* – * – * – * – * – * – * – * – * – * – * – * – * – * – *

Una condición es esencial en toda lucha social si es que se aspira a la
victoria final: la autocrítica. Un líder de masas generalmente amalgama
distintas corrientes; más no necesariamente es el productor de ideas o el
identificador de coyunturas políticas. Ese fue precisamente el caso durante la
elección del 2006. Los intelectuales de izquierda estuvieron avisando puntual y
anticipadamente que había suficientes señales para pensar en una elección
FRAUDULENTA, o para ser más precisos como lo llamó Jaime Avilés: “un golpe de
estado preventivo”. De hecho, si buscan consolación, también se aplicó la misma
dosis a los demócratas Estadunidenses en 2000 y 2004.

Contrastantes son las palabras de Fidel Alejandro Castro Ruz en el
documental “Comandante” dirigido por Oliver Stone (2003):

“suelo ser exagerado en la autocrítica…de las cosas que pudimos haber hecho
mejor…yo digo incluso que sentimos vergüenza de lo que hemos hecho…”.

Es sólo cuando se identifican los yerros, pero por sobre todas las cosas,
cuando tratan de buscarse soluciones a estos tropiezos, que podemos salir
realmente espiritualmente fortalecidos.

¿Quién me convenció, por ejemplo, que sólo utilizando herramientas
cibernéticas podríamos monitorear la elección? ¿No son acaso de clasemedieros
pa’ arriba quienes cuentan con acceso a internet? ¿Cuál creen que fue su
tendencia de votación el 2 de Julio del año próximo pasado? Ese fue uno de los
errores garrafales del grupo que hizo caminar EL FRAUDE NO VA y el mío propio.
Caso grave es aquel en que alguien teniendo signos inequívocos de un error,
persiste en el papel de sabelotodo y se desestiman los análisis de los
intelectuales afines a nuestras posiciones ideológicas. ¿Ya nos disculpamos de
aquella afirmación de que el fraude de Julio de 2006 había sido ejecutado a la
antigüita?

El ala progresista es verdaderamente ducha para identificar y listar el
catálogo de agravios, como dice el maestro. Sin embargo, muchísimo menos
frecuente es encontrar a analistas que propongan estrategias vencedoras. Sin
embargo, tales intelectuales existen, pero tenemos que sacarlos de las aulas
universitarias junto con sus estudios, tal como lo planteamos en el anterior
post en el que juntos discutíamos acerca de la incipiente democracia Mexicana.
Por ejemplo, hablando de este libro que se reseña en la revista proceso; nosotros hemos discutido varias veces que, detrás
de estos régimenes autoritarios disfrazados de democracias, están grandes
intereses económicos tanto “legalmente” establecidos como delincuenciales. Ya
hemos abordardo bastante (y seguiremos haciéndolo) que hoy en día uno y otro
grupo se confunden, y tienen a la política como fachada.

Caso más difícil es contestar y proponer respuesta a la pregunta: ¿Cómo
vamos a vencer esta cadena de complicidades dentro de un sistema económico que
pretende inmisericordemente devorarlo todo? Conocemos bien la tremenda fuerza
del boicot económico, y la inquietud y desgaste que provoca en los dueños del
dinero. Pero, ¿dónde está el plan para derrotarlos definitivamente? ¿Dónde
están todos nuestros brillantes elementos pensantes, contra los que ningún
facho o todos juntos pueden competir? ¿Qué haríamos si alcanzáramos el poder
como Evo en Bolivia? Por ello, la autocrítica es imprescindible, y aparejada
con esta la retroalimentación para encontrar soluciones, así sean transitorias,
al actual estado de descomposición política en la que se encuentra el país.

Infinitamente más sencillo es hablar sobre el actual estado del país. Este
lunes se cumplirá exactamente un año de que se perpetró el fraude más descarado
de la historia moderna Mexicana. El grupo que planeó y ejecutó el plan
electoral golpista apost
ٌó a que, tal
como los Estadunidenses, los MEXicanos olvidaríamos “el numerito” después de
cierto tiempo. Les voy a ayudar un poco con el análisis. Estos delincuentes
electorales cometieron dos errores garrafales. La apuesta por la enajenación
mediática fue demasiada; en sus febriles mentes cavilaron que, con este
bombardeo asqueante, el Mexicano no percibiría el fraude; una vez que notaron
que, desde los más viejos hasta los apenas jovencitos, crecieron dentro de la
cultura del cochupo electoral con todas las “creativas” versiones imaginables; tal vez uno de los brillantes analistas de nuestros antagonistas, después
sugirió que con “maiciar” a los “renegados” podrían debilitar el movimiento de
Resistencia Civil Pacífica. Inútil, en primer lugar, abajo y a la izquierda,
existen todavía personas para que los valores universales como honestidad,
probidad, solidaridad, etc., tienen significado; en segundo lugar, se
necesitarían vaciar las arcas nacionales, con todo y sus “blindajes”, para
aplicar “cañonazos” a casi el 60% de la población de la República Mexicana. Por
otra parte, va contra su propia naturaleza. El grupo en el poder tiene como
máxima: “Todo pa’ Miguelito”. Por esta razón poca importancia tiene para ellos
el “affaire” Lydia Cacho, la candidatura al gobierno estatal de BC, el
conflicto de Oaxaca, la violación tumultuaria de Ernestina, el asesinato de
infantes y féminas desarmados en Sinaloa, más lo que se acumule antes que caiga
el susodicho.

Bien comp@s, sólo me resta recordarles que aguantemos, pero mientras que entendemos
a la perfección los boicots económicos, hace falta la efectividad imparable que
tienen los boicots a escala nacional, ese es el verdadero reto de hoy. Sigamos
por el camino que hemos diseñado (que los tiene preocupados), y que no será
modificado, hasta que alguno de los que tienen soluciones a nuestros dolores de
cabeza sociales, se decida a salir de su torre de marfil académica.



M@rcrítico;

Norwich, U(n) K(onteo-ciudadano);

29/6/07.



P.D.MUDA. "…TALK to me like LOVERS do…" – Here comes the RAIN
again (Annie LenoX).

P.D.PROFESIONISTA. "…hasta las prostitutas se han graduado en las
universidades…" – COMANDANTE (Oliver Stone).

P.D.QUIROMANCIANA. "…sleight of HAND and twist of FATE…" –
With or Without YOU (U2).

P.D.PSíQUICA. "…Did you meet your FORTUNE teller?…" – The
Zephyr song (Red HOT Chilli Peppers).

P.D.COLUDIDA. "¡Ay…de los que justifican al impío mediante cohecho y
al justo quitan su derecho!" – Isaías 5:22-23 (Cipriano de Valera, 1569).



Pilona Mediática:

No se vayan con la finta. La supuesta publicación de la tregua entre capos
fue sólo publicada en los diarios proclives al sistema (entre ellos EL REFORMA
y EL ECONOMISTA). Deconstrúyanlo: ¿Qué significado tiene que sólo estos medios
lo dieran a conocer? Además, recuerden que el Domingo de Resurrección les avisé
que el Paramilitarismo es otra de sus tácticas. Los esquizofrénicos
clasemedieros están más que puestos para llevar a cabo el “trabajito sucio”.



… Mucho ojo: a veces también se pierde.




This entry was posted in News and politics. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s