One Final Question (1/2)

ONE FINAL QUESTION…

 

 

 

A la
memoria
izquierdosa de Octavio
PAZ.

 

Disculpen
ustedes si el presente post no cumple con los estándares  de
mediocridad acostumbrados; sucede que en estos
días padezco un catarrito (a lo mejor hasta
moquillo es) que me tiene todo tembeleque. Esta semana ni la
lectura
me provoca,  como dirían
nuestros
hermanos Colombianos.

 

<object
width="425" height="344"><param
name="movie" value="http://www.youtube.com/v/M0JxLwwev8k&hl=es&fs=1"></param><param
name="allowFullScreen"
value="true"></param><embed
src="http://www.youtube.com/v/M0JxLwwev8k&hl=es&fs=1&quot;
type="application/x-shockwave-flash" allowfullscreen="true"
width="425" height="344"></embed></object>

 

Espero
que la siguiente
anécdota os ayude a entender la escala de la lucha que hoy estamos librando.
De regreso a México, en el vuelo de IAH a SAT coincidió como compañera de
asiento una mujer muy madura, pero no con el kilometraje
suficiente como pa´ acomodarle el adjetivo vieja a esta gringuita. Justo antes
de despegar el avión, vi que esta pasajera batallaba con
su
cinturón
de seguridad,
por lo que decidí auxiliarla. Seguro que tal acción fue un buen pretexto para que
ambos (o
sea los dos; por si los inquilinos del rancho San Cristóbal necesitaran la
acotación) entabláramos una entretenida plática. Las preguntas de desperdicio  (podríamos llamarlas de cortesía también)
fueron innecesarias. En el mismo período de tiempo que me toma firmar un
contrato
de servicios
con
PEMEX, ella ya me
había dicho que es pintora, da clases particulares  y en una primaria también, y vive cerca de la
costa de Oregon en el noroeste norteamericano.

 

Les
juro que en esta ocasión no andaba en plan diggeador. Debe haber
sido que le mencioné que soy mexica de
origen, porque esa fue la
excusa
pa´que se
arrancara con la historia de un vecino suyo de raíces hispánicas (así
dijo ella). Cómo si nos conociéramos de toda la vida, la estadunidense me
cuenta que se enamoró bien
pollita (a los 16  años de edad, como mi jefa) y pa´los 19 ya
estaba casada. Tiene dos hijos de ese matrimonio: un varón que trabaja en
cuestiones
mecánicas para la fuerza aérea gringa en San Antonio, y una mujercita que es
parte del staff (de información) de la Condolezza. ¡¡¡Orales!!! Un poco apenada me
explica que en su país los
medios de comunicación se preocupan muy poco, en general, de
lo sustancioso, si por ellos fuera con lo del medio del espectáculo la hacían.
You didn´t need to mention it, darling.

 

<div><object
width="420" height="336"><param
name="movie" value="http://www.dailymotion.com/swf/k312z7QNHDJ1kKNBvF&related=1"></param><param
name="allowFullScreen"
value="true"></param><param
name="allowScriptAccess"
value="always"></param><embed src="http://www.dailymotion.com/swf/k312z7QNHDJ1kKNBvF&related=1&quot;
type="application/x-shockwave-flash" width="420"
height="336" allowFullScreen="true"
allowScriptAccess="always"></embed></object><br
/><b><a
href="http://www.dailymotion.com/video/x71e47_britney-spears-womanizer-1_music">Britney
Spears – Womanizer #1</a></b><br /><i>Cargado por <a
href="http://www.dailymotion.com/Jerome-M">Jerome-M</a></i></div&gt;

 

 

"I
guess I have told you enough, boy.
What about you? ¿En qué la jalas? ¡Pus éste!" Recuerden
que es artista, acostumbrada tal vez a capturar su entorno como un todo, hay
que considerar eso, pa´pensar muy bien lo que se dice. “Yo le hago al
cambio
climático
, mi estimada
señora” -le menciono. Y se me queda mirando como si hubiera sido excandidato a
la presidencia de los EE.UU. No es pa´tanto, sólo analicé cambios
en la lluvia y la
temperatura de mi país durante
el siglo pasado, no quise meterme en tantas honduras
(no el fucho no entra aquí, aunque el resto de mi familia ande preocupada por
los
precarios resultados de la decepción nacional). “A mí me avergüenzan las políticas
ambientalistas del Baby Bush”.
Burro que soy, le cuento que en México hemos
estado perdiendo nuestras zonas más preciadas (las de mayor vegetación), por lo
me urge visitar nuestras rainforests
pa´investigar
en campo (sobre todo), qué carajos está sucediendo
ahí, aparte de evaluar los impactos de
El Niño. No le hubiera platicado esa situación
porque noto una sensación de
impotencia y desesperanza en su semblante. Más
allá de los consabidos mejoralitos
pa´ las neumonías, le trato de explicar que es imprescindible estar informados
y organizados para contrarrestar tanto estas como otro tipo de pérdidas. Le planteo
el ya
clásico ejemplo de los maestros sindicalizados, que si verdaderamente estuvieran
organizados desde sus
bases podrían empujar a todos los dirigentes
seccionales…; ¡ah, no!, el de mi cuate
ambientalista british, al que le desglosé que si su
grupo local estuviera conectado con los de su condado, los MPs de esa región
les iba a hacer
los puros mandados si no cumplían con sus exigencias en
cuanto al medio ambiente.

 

No
creo haberla convencido del todo, porque antes de desalojar el aparato me dice:
One last question: how are you gonna save our planet?”
¡Uchales!
Pues si ese es todo el…, take it easy, buddy, take it
easy! “I beg your pardon? That´s what all about; to start saving this world, I
need to
change myself first, and after
that hopefully convince all of you, the rest of the planet, not the other way
around. Does that make sense to you, my dear?”
Por el brillo de sus ojos, parece que al final por lo menos
va a meditarlo, que en sí ya es
plusvalía, sorry, ganancia.

 

Nuestra lucha pa´salvar
al país
no comenzó hoy,
hoy, hoy, comp@s. Recuerden que para nuestro movimiento
pacífico la autocrítica es vital: tanto reconocer y actualizar todo lo que caló hondo en nuestros
adversarios políticos, como
evaluar también aquello que en definitiva no
funcionó
. De nuestro
lado, que es el de
los patriotas, tenemos a seres humanos invaluables, tanto que son capaces de
aceptar su
ingenuidad al continuar con una candidatura que
fracasaría y aún pensar que el Instituto
Federal Electoral
actuaría
imparcialmente en la elección presidencial de 2006.
Se ha cumplido el tiempo para probar nuestra estrategia minimalista en
condiciones extremas (sin hacer uso de Hummer
alguna). Sin la necesidad de convocar a una cumbre multi-nacional es esencial
sacar a las calles a nuestra
escasa (porque nos faltaría por convencer a
esa otra leva de más de 60 millones de paisas que permanecen por debajo de la
línea de pobreza)
fuerza popular organizada. Llegó la hora de demostrar quién
produce
la riqueza
REAL
en México. Y para alcanzar la victoria
me basta movilizarme yo… junto con todos ustedes. AL TIEMPO.

 

 

M@RCaballete;

 

MATAmoros; TAM(er);       

 

17/10/08.

 

 

… El Norti (güeno, el noreste) está
listo. En pie de PAZ.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s