Comes o Aprendes (1/2)

COMES O APRENDES



Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo:

Tengo compasión de la gente,

porque ya hace tres días que están conmigo,

y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas

no quiero, no sean que desmayen en el camino.


Mateo 15:32 (Casiodoro de Reina, 1569).



El empresario había señalado cuarenta días como máximo periodo de ayuno, más allá de la cual no le permitía ayunar ni aun en las grandes capitales. Y no le faltaban buenas razones para ello. La experiencia le había demostrado que, durante cuarenta días, ingeniándose con propaganda bien organizada, se lograba conseguir progresivamente la curiosidad e interés de un público, pero pasado este plazo, el público no acudía a visitarle, disminuía el interés y el crédito de que era objeto el artista del hambre.



Era en ese momento cuando el ayunador sufría lo indecible; la cabeza le caía sobre el pecho, como si le diera vueltas, y sin darse cuenta del porqué de haber quedado en aquella postura; sentía el cuerpo como vacío; las piernas esforzándose por mantenerse en pie, apretaban sus rodillas una contra otra; los pies rascaban el suelo como si no fuera el piso y buscaran a éste bajo aquél; y todo el peso de su cuerpo, por lo demás muy liviano, caía sobre una de las damitas, quien implorando auxilio, sofocada -nunca podía haberse imaginado de esta forma aquella misión honorífica-, alargaba todo lo que podía el cuello para al menos esquivar su rostro del contacto con el ayunador. Más al ver que no lo conseguía, y que su compañera, más afortunada, no acudía en su ayuda, sino que se limitaba a tomar entre sus manos temblorosas el minúsculo grupo de huesos de la mano del ayunador, la portadora, entre las alegres carcajadas de todos los asistentes, estallaba en sollozo hasta que era liberada de su cargo por un criado, adiestrado debidamente para ello desde hacía mucho tiempo.



_ Porque -dijo el artista del hambre alzando un tanto la cabeza y hablando en la misma oreja del inspector para que no dejaran de oírse sus palabras, con los labios alargados como si fuera a dar un beso-, porque nunca encontré comida que me agradara. De lo contrario, creéme, no habría hecho ningún cumplido y me habría hartado como tú y los demás.


KAFKA, F. UN ARTISTA DEL HAMBRE. Editoriales Mexicanos Unidos. México, D.F. Tercera Edición. 1978. p.79.



SECO. El pellejo comienza a pegarse a los huesos. De Oriente a Poniente, de la climática a la crediticia, de la leve a la intensa, los pronósticos científicos se acercan más a la catástrofe que al optimismo.


_ Mami, ¿por qué el niño no está en la escuela? -le pregunta la pequeña (en la edad en que todo se pregunta) a su joven progenitora, en el seboso que acabo de abordar de regreso del centro a mi Cantón en Tampico.


_ Porque tiene que vender.


_ ¿Y por qué vende chicles en la calle?


_ Porque tiene que trabajar para comer. ¿Ya ves? Por eso te deberías comer todo lo que te preparo, hay mucha gente que ni para eso tiene.


La contundencia de este first hand example, ha dejado sin más preguntas a la infanta.


¿Tendría el huerquillo chiclero las capacidades suficientes para lograr un título universitario?


Todo lo que podemos afirmar es que se truncó su instrucción educativa. Me recordó la anécdota que ya les había contado en nuestro blog. Justo antes de salir del país, a mediados de 2002 -cuando los ingresos petroleros eran inmensos y se prometían tasas de crecimiento económico del 7% anual-, en el canal universitario (de la UNAM, of course) entrevistaban a un joven científico, que se consideraba muy afortunado por haber inclusive logrado un posgrado en el extranjero.


“Yo recuerdo muy bien mis años en la primaria, fueron años de crisis económica. Recuerdo en especial a uno de mis compañeros, su inteligencia a veces rayaba realmente en la brillantez. Era rápido para todo, especialmente los cálculos matemáticos. Desgraciadamente, uno de sus papás falleció y cuando la crisis se agudizó, como era el mayor de sus hermanos, tuvo que hacerse cargo de su pequeño negocio familiar, creo que vendían plantas de ornato. Nunca más supe de él.”


Nosotros, sin embargo, si podemos aventurar que el haber truncado sus estudios contribuyó, así sea infinitesimalmente, al desastre educativo actual que ha impedido al país crear el conocimiento indispensable para romper el círculo vicioso de las crisis económicas recurrentes.


"¿Qué carajos van a ir a la escuela si no alcanza ni para comer?" -explota una señora a la aguda pregunta del reportero sobre porqué el niño se encuentra recolectando máiz en lugar de estar en el salón de clases.



Yo más bien me pregunto si esta señora podría tal vez haber llegado a uno de nuestros mundialmente reconocidos centros de investigación científica. En efecto, doña, de qué sirve mandar a los escuincles a la escuelas con el estomago vacío. Mmm, pues no de mucho aun con la panza llena, si las instituciones educativas no están inseminando en los chamaquillos, los valores mínimos de civismo para una convivencia nacional armónica, veamos un par de ejemplos, a reserva de que ustedes enriquezcan estas historias narcas.


_ Nombre bato, este ´ñor nos patrocinó todo el equipo completo en el otro torneo en el que jugamos, puro NIKE, acá –me dice el jovencito coequipero de mi carnal.



_ ¿Y qué les pide a cambio?


_ No, pus que le echemos ganas, namás. Pero no manches va a todos los partidos; y la gente se cabrea. ´Tá bien chistoso, bato; cuando está al lado del campo, a donde se mueve el ´ñor, se mueven sus guaruras con todo y sus cuernos, ja, ja, ja.


_ No, pus no es tanto lo que pide.


_ Nel, pero ya nos dijo que nos va a llevar a Miguel Alemán. Uno de sus compas tiene otro equipo de fut y un campo acá, bien mamalón. Ya nos sentenció, ahí sí tenemos que ganar o nos va a tablear a todos.


Otro adolescente que suele visitar la oficina me saca de mi mundo fantástico y me aterriza un poco más sobre la realidad callejera en esta franja de la frontera tamaulipeca.


_ Nombre, Tony. Checa el video de lo que pasó en Reynosa.


_ Pura faramalla, bato.


_ Nel, Tony no me cree que la maña usa mucho chavillo como tú pa´ la guardia –tercia otro compa.


_ Ahí te va. Les pasan 5 mil por semana y trocota del año.



Estoy desarmado. Ni educación, ni economía, ni una…


_ Le avisé a tu supervisor que no me trajera lo mismo de siempre –le dice el tendero al repartidor de refrescos.


_ ¿Cuánto pues?


_ Pues nomás tengo $70 –le contesta mientras rasca la caja registradora.


_ ¿Ya casi no vienen las de la maquila a los tacos?


_ No, las que vienen unas galletitas y un refresco, o ellas mismas se traen su lunch. Ya les dieron gas a muchas, cero horas extras, ya hasta están pensando reducir el turno de la noche. Está pa´llorar, compadre.


En efecto, si hemos de evaluar, los eficientes resultados del modelo económico que se quiso imponer a la brava mundialmente –pero sobre todo en las perras flacas del planeta-, en base a los mismos rígidos parámetros con que lo publicitaban, el dictamen es desesperanzador: una catástrofe socio-económica.



Sin embargo, la hora de apanicamiento se terminó. Es tiempo de implantar acciones que contrarresten el desastre.


  • Los dos principales evangelistas del libre comercio aplican soluciones –más allá de los discursos mediáticos– que en otra época hubieran sido calificadas como socialistas, por decir lo menos.


  • En los esteits, mientras a sus deidades, los banqueros se les permiten ciertas prerrogativas, a los deudores de la burbuja inmobiliaria se les condicionan los préstamos para que liberen su pesada carga.


  • El ascendente rival en la categoría máxima delinea su estrategia, para crecer –según sus estimaciones- este año apenas un 8%: una inmensa inversión estatal, reforma fiscal, restructuración industrial, innovación científica, bienestar social y promoción del empleo. No se emocionen, paisas. Estamos en China, estas no son promesas de campaña electoral.




Más en casa, un bonche de países con gobernantes autoritarios, populistas, ignorantes en economía -y todos los demás calificativos que les cuelgan los ardidos desinformadores-, aplican –más allá del slogan de socialismo del siglo XXI- políticas sociales, pero sobre todo económicas distintas a aquellas que dictaba (¿o dicta?) el Consenso de Washington.



  • Venezuela utiliza la mano visible para intervenir en el mercado arrocero en ese país.


  • Al primer mandatario de ecuador no le tiembla la mano cuando de defender los intereses nacionales se trata.




Así es, mientras la mayoría de los gobiernos de las principales economías del mundo miden sus declaraciones y anuncian planes de austeridad que mitiguen los efectos de la actual depresión económica (yo no me voy a colgar la exclusiva de adelantarme y bautizar esta… frasecita, porque todo lo que sintetizo es producto de caminar sobre los hombros de gigantes intelectuales). Miren, les encargo una tareíta, evalúen la presente administración federal en todos los rubros socioeconómicos con sus propias pautas neoliberales y verán como salen todos raspa´os: que si fue a Tijuana a mostrar sus titánicos esfuerzos en la creación de empleos. ¡No la joda!, venga a MATAulipas y le enseñamos… el holocausto laboral en este estado.


Aún suponiendo que, para no ser acusado de reduccionista –simplista para aquellos que no estén familiarizados con el castellano, i.e., los funcionarios gubernamentales mexicas-, podemos subsistir sin educación; yo sí quiero ser catastrofista y listo algunas de mis razones a continuación: los ingresos por la venta de hidrocarburos disminuyen en forma que alarmaría aún al terrestre más temerario; las remesas de los paisas se han reducido considerablemente por causa del difícil mercado laboral norteamericano; la embajada del mismo país emite boletines que alertan ante las fallidas condiciones socioeconómicas (Thanks, buddy!) en el territorio de su vecino sureño, lo que impactará directamente en el sector turístico; para los mexicanos –sobre todo los renegados y periodistas- esta atmósfera social solo podría ser peor en Irak o Afganistán. Última respuesta del gobierno federal: criminalizar el hambre. ¿Cuál será la próxima pregunta de nuestros civilizados elementos de Educación Pública, perdón, Seguridad Pública? Escoge: ¿Comes o Vives? AL TIEMPO.




M@RCabreadO;


MATAmoros, TAM(enudito);


06/03/09.


hunger for BOOKS.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s