Hasta la Victoria Siempre

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.


Los climas de los planetas


Se cree que hace, de 30 a 10 millones de años, las temperaturas de la Tierra disminuyeron lentamente, pero sólo unos pocos grados centígrados. Pero muchos animales y plantas tienen ciclos biológicos ajustados muy sensibles muy sensibles a la temperatura; grandes zonas forestales tuvieron que recular hacia latitudes más tropicales. El retroceso de las selvas modificó lentamente los hábitats de los pequeños animales peludos binoculares, que sólo pesaban unos kilos y que pasaban su existencia saltando de rama en rama con la ayuda de sus brazos. Una vez desaparecidas las selvas, sólo quedaron aquellas criaturas peludas capaces de sobrevivir en las sabanas de matorrales. Unas decenas de millones de años más tarde, esos animales dejaron dos clases de descendientes: una en la que se incluyen los mandriles y otra de seres humanos. Es posible que debamos nuestra existencia a cambios climáticos que, por término medio, no sobrepasan los pocos grados. Esos cambios han provocado la aparición de algunas especies y la extinción de otras. El carácter de la vida en nuestro planeta ha quedado poderosamente marcado por esas variaciones y cada vez resulta más claro que el clima continúa modificándose en la actualidad.



La siniestra posibilidad de que la actividad humana pueda provocar modificaciones climáticas sin quererlo hace aumentar considerablemente el interés por la climatología planetaria. En un planeta con temperaturas en descenso se plantean varias posibilidades de retroalimentación positiva muy preocupantes. Por ejemplo, una combustión creciente de productos energéticos fósiles en un intento de calentarnos a corto plazo puede provocar un enfriamiento rápido duradero. Vivimos en un planeta en la que la tecnología agrícola es responsable de la alimentación de más de mil millones de personas. Las cosechas no han sido producidas para resistir variaciones climáticas. Los seres humanos ya no pueden efectuar grandes migraciones ante un cambio climático o, por lo menos, resulta muy difícil en un planeta controlado por naciones-estado. Empieza a resultar urgente comprender las causas de las variaciones climáticas y desarrollar la posibilidad de llevar a cabo una reconstrucción climática de la tierra.


SAGAN, C. El Cerebro de Broca. Editorial Grijalbo. México, D.F. 1984. Pág. 257.


Andrés es tormenta, o por lo menos lo fue. ¿El primer? fenómeno meteorológico importante de la temporada en nuestra costa del pacífico provoca reacciones inesperadas.


Espontánea también es la naturaleza lúdica de la mujer maravilla. “Tengo ganas de ir a Tepoz, ¡vamos!, sirve que subimos el cerro y hacemos ejercicio.” Es inútil un NO como respuesta, y la lluvia no va a trastornar sus planes de modo alguno. Con el bombeo cardiaco alterado y un antojo en común, buscamos a su marchanta predilecta para mercar un elote –grano enorme- de cosecha local. Algunos de los carteles que cuelgan sobre las paredes de los portales del palacio municipal, nos recuerdan que este es un pueblo harto sui géneris. El mercado local aún conserva un remoto sabor provinciano, aquí los OXXOs no inundan las calles principales y los McDonalds tampoco han tomado las mejores casonas del primer cuadro de la ciudad. En contraparte, una preparatoria del rumbo ha instalado una gigantesca estructura metálica con una atrayente silueta de botella para recolectar plásticos; unos multicolores costales de reciclaje nos invitan a separar inteligentemente nuestros desperdicios.


No estoy muy seguro de que reutilizarán la propaganda electoral. El nombre de uno de los candidatos me obliga a un pasado no tan reciente recordar. Por la combinación de sus apellidos puedo conjeturar que es hermano de una antigua condiscípula, y entonces activista local. Su empeño por apoyar el movimiento que se oponía a ocupar terrenos –considerados sagrados por muchos de sus habitantes- para la construcción de un campo de golf, le acarreó la intimidación y el hostigamiento por parte de las autoridades estatales. Aunque, como ya lo saben, no me agrada la idea de que unas cuantas familias repitan en los puestos de elección popular, tengo un profundo respeto por mi excompañera porque ella y sus paisas fueron capaces de propinar un sonado revés a las monetarizadas almas de por lo menos dos expresidentes y sus secuaces. Con ese poderoso aliciente nos retiramos de ese sagrado lugar.



No es muy frecuente, sin embargo, a un presidente en funciones derrotar. Tepoztlán ha encendido un recuerdo que me traslada a una demostration in London, just across the street of the Houses of Parliament. Una atractiva española –corresponsal de notimex, por lo menos eso es lo que dijo- recopila las diferentes razones que han atraído a los participantes de esta extraña protesta en país ajeno. Mi afirmación de que uno de los motivos para detener a la posible amenaza presidencial, consiste en contener a la ola rebelde que inunda nuestro continente al sur del Río Bravo. Preocupaciones exageradas por un entonces candidato que parecía más cercano al moderado Lula que al desquiciado Chávez. El tiempo se ha encargado de darme la razón. Nevermind, en ese entonces ella prefiere la docta opinión de un prometedor estudiante de Ciencias Políticas que, no mucho tiempo después habrá de ser presidente de la asociación de mexican societies en el Reino Unido, y habrá ya diluido lo suficiente su copa (y su ideología) como para asistir a recepciones en las que el anfitrión principal es el embajador mexicano en turno ante el gobierno británico. ¡Cuán veleidoso puede ser nuestro temperamento en verdad!



_ ¡Ya, Marco! Tú también acéptalo. Te lo digo yo que estaba aquí, muchos de mis compañeros se decepcionaron por arranques como ese de la chachalaca.


_ ¡Ay, Chiquita!, no manches, deveras. No tengo tiempo para ocuparme de tipos como esos amiguitos tuyos. Te juro que a veces no comulgo con la rudeza innecesaria (no me refiero por el momento al federalista Calderón, al conciliador Gómez-Mont o al blanquillos Bachoco), pero el meollo del asunto no está ahí.


_ Es que sí, Marco; estoy seguro que perdió muchos votos por eso.


_ Momento, ahí sí salto yo. Not to be vague, se te olvida que gracias a que monitoreamos la elección, pudimos fehacientemente comprobar que el 2 de julio de 2006 se perpetró un fraude en la elección presidencial.


_ Pero hubiera sido mucho mejor tener el apoyo de más gente. ¿No crees?


_ No, el meollo es que, aún cuando los atrapamos en la flagrante chapuza, nuestros adversarios políticos insistieron en continuar con su largamente planeada estrategia para robarse la elección. Mira, tus comp@s me recuerdan a un compa tapatío en Inglaterra al que intenté convencer, basándome en los argumentos de algunos de los científicos más chipocles de la UNAM, de que el comportamiento de los resultados electorales habría sido un milagro estadístico, y nomás no pude hacerlo cambiar de opinión. Ese día comprendí que tal vez hay cuates a los que sea mejor por el momento ignorar.


No podemos, sin embargo, ignorar que derrotamos a todas las dirty wars mercadotécnicas ideadas por los creativos asesores importados. La gente de este Laredo no se tragó el choro de las encuestadoras afines al gobierno anterior que intentó vender el triunfo electoral al respetable. De hecho, el presente es también un gobierno federal de escándalo mediático. Solá –clon defectuoso de Dick Morris en realidad- es sólo una coartada engañabobos (usted no es culpable, tío, usted siga aceptando los exorbitantes cheques por sus eficientes servicios, la culpa no es del indio, decimos en La Nueva España), para convencernos de que sus inigualables estrategias de comunicación pueden definitivamente influir en la voluntad popular.


Hoy mismo estaba viendo una ponencia en el canal del recinto de la voluntad popular (¡já!), en el que un conferencista desglosaba las herramientas mercadotécnicas para inducir al voto. Por ejemplo decía: “no sabemos lo que la gente estará pensando al llegar a la urna electoral el próximo 5 de julio. ¿Ustedes lo saben? Si lo saben me avisan porque yo no lo sé.” Mmm, espero que ustedes no vayan a llegar con la mente en blanco, comp@s porque su elección será entonces en el mismo sentido, alba, nula pues. Continuaba el conferencista un poco después: “el secreto de una estrategia de campaña está en simplificar la elección, me explico, en la elección (presidencial) de 2000, la opción era por el cambio o por continuar con el régimen que duró más de 70 años; en 2006 no crean que la decisión era por López Obrador o Calderón, no, la verdadera disyuntiva era López Obrador: sí o no.”


Alright, now we are talking, man. Ahora entiendo porqué para descalificarme mis comp@s en Norwich, utilizaban el jingle ese de la Kodak que hace referencia al color canario, se imaginarán lo originales que son mis compatriotas.


La siguiente etapa de la brillante estrategia para desincentivar el voto, es trasladar la lucha al terreno partidista. Aprovecho otro compás para señalar, aunque no creo en los partidos como factor de cambio real, el empecinamiento en presentar candidatos que no hacen sino demeritar las altos propósitos de la resistencia.



Poco exitosa ha sido la táctica de golpear inmisericordemente al líder en los medios de comunicación masiva, el siguiente paso natural sería desprestigiar a los partidos –y de ser posible que pierdan su registro- con los que se identifican la mayoría de los renegados que están dispuestos a acudir el 5 de julio con un objetivo común. En teoría las siglas partidistas sólo son instrumentos para ejercer una voluntad popular previamente trabajada políticamente y consensuada. De tal forma que, si los comp@s dentro del movimiento que todavía pudieran ser confundidos formaran un número tan insignificante como para dañarlo, esa táctica podría también ser fácilmente derrotada.


En sentido estricto, hemos vencido por la vía del fair play en cada una de las batallas que hemos librado. El reconocimiento legal de esos triunfos es motivo de un análisis mucho más profundo que un pinchurriento post. Enumeren mentalmente las victorias que nos han sido arrebatadas y notarán que, pocas no son. Al insistir en competir lealmente nos torna vulnerables porque no contamos con el apoyo de toda la aceitada maquinaria que brindan las complicidades en las altas esferas del poder económico (que en estos tiempos es sinónimo de influencia política). Por ello, aquel que es capaz de movilizar muchos intereses y conjuntarlos para pervertir el deseo de las mayorías. En México quien es más tramposo es más inteligente, mientras quien verdaderamente trata de encontrar soluciones creativas con recursos limitados es considerado iluso en el mejor de los casos, ¿no es cierto?


No he olvidado la recomendación de mi antiguo housemate cubano: “Marco, si no quieres utilizar esas sucias tácticas por lo menos que no te sean desconocidas.” Así, si como lo hemos visto recientemente se emperran en modificar los resultados de nuestra voluntad, por lo menos hemos de conservar las pruebas irrefutables de nuestra victoria prostituida.


Existen dos modos para cambiar (verdaderamente sin simulaciones) el rumbo del país, y nosotros hemos optado por la vía pacífica desde las grass roots. ¿Qué urge conquistar, pues? Tal vez este compa nos pueda explicar un poder que no podemos negociar: “yo me considero un demócrata. Yo doy la mayor importancia a la voluntad popular. No entendí por qué había que proclamar la victoria de George W. Bush sin terminar el conteo de los votos de los electores estadounidenses de La Florida. Tampoco entendí por qué, como lo hizo la burguesía de Caracas, había que felicitar a Pedro Carmona por encarcelar a Hugo Chávez, el presidente que el Pueblo venezolano había elegido. No entiendo por qué hay que llamar «Señor Presidente» a Mahmoud Abbas cuando impide la elección de sucesor secuestrando a los representantes del Pueblo palestino en los calabozos israelíes. No entiendo por qué se está preparando la aplicación del Tratado Constitucional Europeo, con un nombre diferente, cuando ese tratado fue rechazado por los electores europeos.” (Thierry Meyssan, Red Voltaire, 24/06/09).


Es claro que la democracia selectiva (tal vez ya ni siquiera es posible apellidarla liberal) no es la que se ajusta a nuestra lucha para liberar al país. Así es mis estimados, la seguridad (preferiría llamarla paz social, que esta intimamente ligada al bienestar economico), la educación con desarrollo económico son deseables, pero eso sólo será posible respetando la voluntad popular en nuestro país, es la participación democrática a la que primero tenemos que incentivar. Necesitamos hacer de la victoria (tenemos que idear herramientas – y modificarlas, y actualizarlas, y reinventarlas- para evidenciarla de manera inobjetable) una sana costumbre, y entonces tal vez podremos al diabólico sistema neoliberal de México desterrar. AL TIEMPO.



M@RCOstumbrista;


TEmiXco, MOR(enita mía);


25/06/09



… knitting a fishnet.





PREGUNTAS SIN RESPUESTA:


¿Ye Gon vs Florence Cassez?


En lo que parece un clásico bomberazo a un chantaje binacional. Los grandes estrategas de Los Pinos contestan velozmente (contrario a su paciente proceder, ¿verdad Hermosillo?) a una posible extradición (¿repatriación?) del chino-mexicano Ye-Gon, con la afrancesada versión de la justicia. ¿Quién tendrá más peso en la balanza al final?



Oigan, comp@s. ¿Saben ustedes si el sitio de youtube guarda en caché sus páginas eliminadas? Digo, pa´siquiera acordarme de lo a lo que se refería una “liga”, antes de que reclamaran su copyright.


SPECIAL REQUESTS:


¡Ah, qué nuestros primos tan creativos! Un lío de faldas más. Hasta en eso somos mucho más progresistas. Tenés que mejorar en la equidad de género y “fabricar” un pelotudo lío de pantalones. Ask Chayito, in case you do not believe me at all.


Hey, necesito una undercover operation. ¿Es cierto que en Juaritos opera una banda de sicarios que se hace llamar los corta tetas?


Camaradas, tenemos un filón de oro frente a nuestras propias narices. Until today, the big jumps en las preferencias electorales sólo pueden ser posibles mediante una apabullante infraestructura mediática y unas encuestadoras afines a un plan premeditado. Now, ¿cómo es que Juanito haya saltado increíblemente de un día pa´otro en las preferencias? Ni Berlusconi, mis estimados. Eso necesita un estudio de los meros wenos, pa´depurar bien perrón la táctica. ¿Algún puma voluntario?



SITIO INTERNÉ DE LA SEMANA:


Reporte indigo


http://www.reportebrainmedia.com/



ENCORE RABIOSO:





This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s