By Heart

BY HEART

EL SECRETO DE GABRIEL SYME

_ ¡Queremos abolir a Dios! -declaró Gregory, abriendo los ojos con fanatismo-. No nos basta aniquilar a algunos déspotas y uno que otro reglamento de Policía. Hay una clase de anarquismo que sólo eso pretende; pero no es más que una rama del no conformismo. Nosotros minamos más hondo, y os haremos volar más alto. Queremos abolir esas distinciones arbitrarias entre el vicio y la virtud, el honor y el deshonor en que se fundan los simples rebeldes. Los estúpidos sentimentales de la Revolución francesa hablaban de los Derechos del Hombre. Pero nosotros odiamos tanto los derechos como los tuertos, y a unos y a otros los abolimos.
_ ¿Y el lado derecho y el lado izquierdo? -dijo Syme con sincera simplicidad-. Creo que también los abolirían ustedes. Son mucho más molestos para mi al menos. _ Me anunció usted una segunda pregunta -cortó Gregory secamente.
_ A ella voy con el mayor gusto. En todos sus actos y sus cosas advierto en ustedes un instinto metódico de rodearse de misterio. Yo tuve una tía que vivía sobre un almacén, pero ésta es la primera vez que veo gente que prefiere vivir debajo de un establecimiento público. Tienen ustedes unas pesadísimas puertas de hierro, por las cuales no se puede pasar sin someterse a la humillación de llamarse Mr. Chamberlain. Se rodean ustedes de instrumentos de acero, que hacen de esta morada, para decirlo todo, algo más imponente que hospitalario. Y yo pregunto ahora: ¿por qué, después de tomarse tantos trabajos en esconderse en las entrañas de la tierra, anda usted esparciendo sus secretos y hablando de anarquismo a todos los marimachos de Saffron Park?
Gregory sonrió, y dijo:
_ Muy sencillo: le dije a usted que yo era un verdadero anarquista, y usted no lo creyó. Tampoco lo creen los demás. No lo creerán mientras no los conduzca yo a esta cámara infernal.
Syme fumaba, pensativo, y lo contemplaba con interés.
Gregory prosiguió:
_ Óigame usted. Voy a contarle algo que le divertirá. Cuando me hice neoanarquista, intenté todos los disfraces respetables: por ejemplo, me vestía yo de obispo. Leí todo lo que dicen nuestras publicaciones anarquistas sobre los obispos, desde El vampiro de la superstición hasta Sacerdotes de presa. De ahí saque la noción de que los obispos son unos seres extraños y terribles que ocultan a la Humanidad unos crueles secretos. Pero yo me engañaba. La primera vez que pisé un salón con mis botas episcopales y exclamé con voz de trueno: "Humíllate, humíllate, oh presuntuosa razón humana!", todos adivinaron, no sé cómo, que yo no tenía nada de obispo, y fui atrapado. Entonces me disfrace de millonario, pero me puse a defender el capital con tanto talento, que todos se dieron cuenta de que era yo un pobre diablo. Intenté el disfraz de comandante. Yo soy humanitario, pero tengo bastante capacidad mental para entender la posición de los que, con Nietzsche, admirán la violencia, el orgullo, la guerra feroz de la naturaleza, y todo eso que usted ya sabe. Me convertí, pues en comandante. Y todo el día desenvainaba la espada y gritaba: "¡Sangre!", como quien pide vino. Repetía yo frecuentemente: "¡Perezcan los débiles: es la ley!" Pero parece que los comandantes no hacen nada de eso. Y, claro, me cogieron otra vez. Entonces, desesperado acudí al presidente del Consejo Central Anarquista, que es el hombre más notable de Europa.
_ ¿Cómo se llama? -dijo Syme.
_ Inútil: no lo conoce usted. En esto consiste su grandeza. César y Napoleón agotaron su genio para que se hablara de ellos, y lo han logrado. Pero éste aplica su genio a que no se hable de él, y también lo ha conseguido. Pero no puede usted estar a su lado cinco minutos sin sentir que César y Napoleón fueron unos niños comparados con él.
Calló un instante. Estaba pálido. Continuó:
_ Sus consejos, con toda la sal de un epigrama, son a la vez tan prácticos como el Banco de Inglaterra. Le pregunté: "¿Qué disfraz debo adoptar? ¿Donde encontrar personajes más respetables que los obispos y los comandantes?" Él me miró con su cara enorme, indescifrable. "¿Quieres un disfraz seguro? ¿Un traje que te haga parecer como inofensivo? ¿Un traje en el que nadie pueda adivinar que llevas escondida una bomba?" Asentí. Entonces, exaltando su voz de león: "¡Pues disfrázate de anarquista, torpe", rugió, haciendo retemblar la estancia. "Y no habrá quien tenga miedo de ti." Y sin decirme nada, me volvió la corpulenta espalda. Seguí su consejo, y nunca tuve que arrepentirme. Y he predicado día y noche sangre y matanzas a esas pobres mujeres, y bien sabe Dios que me confiarían los cochecitos en que sacan a paseo a sus nenes.

CHESTERTON, G.K. El hombre que fue jueves. Fondo de Cultura Económica. Segunda Edición. 2009. México, D.F. Pág.38-40.

Los Herejes – G.K. Chesterton – Capitulo 1 (parte 1 de 2)

Compás de buen tiempo en el noreste de México. El güero ha momentáneamente regresado e invade las calles de esta ciudad, sin permiso de ocupación requerido que frene sus poderío. Afortunadamente, su presencia es de las que muy pocos discutirían.
 
Sunrise * Simply Red * subtitulado español
Mi cuate defeño y yo sostenemos una discusión telefónica, después de acordar el relevo de responsabilidades para recuperar varios paquetes enviados desde Medio Oriente. Los principales temas que guían nuestra conversación giran en torno, ¡oh, no!, la religión y la política, o para ser más preciso la situación nacional actual.

How did we get to discuss religion in a friend´s talk? Pues bien, platicando de la muy delicada coyuntura mexicana, le recuerdo que, por lo menos a certain atmosphere of freedom en cuanto a la materia de derechos humanos, se puede respirar en nuestra capital; sé que no es tan grave como en otras contrapartes fronterizas, pero no es para nada tranquilizador observar los rondines militares por las calles matamorenses. Más lo que nos lleva a reflexionar in deep, es la enfermiza obsesión de los self-appointed depositarios de la moral mexicana por hurgar underneath somebody else´s knickers.

Underneath(subtitulada) – Alanis Morissette

De manera obvia y natural llegamos a todo ese artificial sacudimiento motivado por la reciente legislación capitalina sobre los derechos de los homosexuales. Atajo el (muy válido y no mal intencionado) intento de mi compa de conducirme al callejón sin salida del debate entre creyentes y ateos (agnosticos también caben aquí), citándome a Bertrand Rusell.

Bertrand Russell 1/3

_ Hay dos esferas del debate, mi estimado: la pública y la privada (dejemos por el momento de lado a la secreta) -mañosamente hago tiempo para tratar ordenar a mis atropellados pensamientos.
_ ¿Ah, sí? ¿Y cuáles son sus diferencias?, a ver.


_ La primera no tiene mucho chiste. México no es una excepción, sino uno más de los casos en que una fe (cuélgale la denominación religiosa que más te plazca) intenta dominar (y por lo tanto legislar) los quehaceres políticos (habiendo engullido con mucha anterioridad los económicos), como (una) fase previa a ser uno de los pilares de control popular.

_ Sí eso ya está muy visto que "la religión es el opio del pueblo".

_ Aguanta, que no es tan sencillito; la legislación desde el púlpito tiene un propósito más amplio, tal agenda tendería a crear un estado teocrático desde las sombras, ¿no es cierto?
_ ¿Y entonces?
_ Fácil, yo que soy creyente, pero no me gusta divulgarlo para que no se exhiban mis miserias, siempre que llego a un dilema como esos me apoyo en las palabras de Chuchito, porque él dejo bien clara la división entre su reino y el de este mundo, ¿qué no?
_ No pus eso sí, pero esos güeyes ya agarraron vuelo.
_ No worries, down to the earth again, en teoría nosotros tendríamos la sartén por el mango, porque desde los tiempos de La Reforma nuestra constitución separa muy bien esos ámbitos. Ahora, si no les alcanza por convencimiento, entonces por puro pragmatismo las otras denominaciones religiosas deberían apoyar las conquistas del Estado Laico mexicano.
_ Eso mero, que se guarden sus recomendaciones pa´ellos.
_ Exacto. Recuerdo muy bien a una cuata también creyente, que le causaba calambres el tema. Difícilmente se me va a olvidar que un día le dije: "look, después de todo uno puede aceptar a los desviados esos (en tus propias palabras) como hermanos, y cuando mucho -no es mi estilo- si quieres comentarles (todo dentro de los límites de tu iglesia) sobre lo que dicen las leyes divinas en cuanto al asunto, pero hasta ahí. Any authentic high priest, who is full of… theology, seguramente te va a afirmar que legislar en la esfera pública sobre ése y otros asuntos is pointless, todos los preceptos deben estar tan interiorizadas (by heart, some might say), in such a way that is practically impossible to bend those rules. Después de todo, de acuerdo con el tronco cristiano principal, uno también va a ser juzgado por sus actos, ¿verdad?"

Sandra – Maria Magdalena [HQ Clean Video]

Más complicado es extirpar de su mente la pasiva aceptación de que México está fatalmente marcado por la violencia para alcanzar una revolución.

Como ya se los había advertido también, tarde o temprano el pequeño burgués empezaría a notar la meteórica degradación del nivel de vida de su propio círculo social, mostrando la naturaleza verdadera de la muy publicitada recuperación económica.

_ Las cosas están del nabo, Marco. Yo sí creo que se van a armar los cocolazos -me advierte en un pestañeo.
_ Calmala, bato. No eres el primero o el único que me dice eso, pero recuerda que depende de nosotros hacer todo lo posible pa´que la violencia no nos desborde.
_ Güey, ¿ya saliste a las calles? Sal a broncearte un rato pa´que te des cuenta cómo está la transa -termina condescendientemente su invitación.
_ Camino por las calles a diario, bato; y tampoco aquí las cosas tampoco andan sobre ruedas.
Algo más debe haber notado mi compa, porque insiste en el punto.
_ Tú mismo entonces me das la razón; alguna raza ya está muy harta de plano.
_ De acuerdo, pero ahí te va lo que yo creo. Mira, no es que uno este necio con nuestros primos, más bien así lo construyeron poco a poco nuestros gobernantes vendepatrias. Éste y los anteriores gobiernos federales se anclaron al destino manifiesto de nuestro vecino. Si no me crees, checa las principales áreas de nuestra economía (lo único realmente importante, según nuestros muy ingeniosos políticos), y verás como nos tienen del mero cogote.
_ ¿Y eso qué?
_ Simple, maestro. Siendo consistente con lo que te acabo de decir, pues estaríamos de peluches primero, si la economía de nuestros primos estuviera con madres; ¡claro! también si la segunda condición implicara que el intercambio se diera en condiciones ventajosas para ambos socios comerciales.
_ Todavía no veo claro, mi buen -percibo su impaciencia del otro lado de la línea.

_ A hueso que no. Esto no lo ves en los canales normales o tampoco puedes leerlo en la mayoría de los periódicos. Yendo al grano pues, algunos de los meros chipocles han llegado a la conclusión de que no tarda para que nuestros primos tengan que sacar sus verdaderos trapitos al sol -trato de preparar mi estocada final. Cuando llegue ese momento, no va a salvarlos ni Dios padre, y van a sufrir como los soviéticos, las de Caín.

_ ¡Ay, sí!, y entonces se acabaron nuestras penas, ¿no? -responde en tono socarrón.
_ Nel, compadre. It´s not that easy. Quienes estamos resistiendo organizados no podemos ya solo apostar a la espontaneidad de nuestro movimiento, tal como ha ocurrido en otras partes del continente. No va a ser tampoco suficiente la supuesta imbatible figura del líder popular (caudillo, para todos aquellos chayoteados analistas de espíritu microbiano).
_ Uchas, pásala pa´andar igual, mano.
_ Ozzz, en serio, nomás dame shampoo a que termine de explicarte lo que presiento, y ya el tiempo dirá si estuve equivocado, lo cual no ocurre con mucha frecuencia, je, je. Cuando todo se derrumbe observarás cómo los renegados empujan a su cabeza visible por un rumbo político distinto al de su completo agrado.
En efecto, de los casi 30 años que han pasado desde que entiendo algo de los hilos del poder, es esta la primera vez en que la caballada ha sido soltada con mucha anticipación. reflejo fiel, dirían los clásicos, del poder real de quien ocupa la silla presidencial. Las muy previsibles circunstancias futuras a corto plazo van a probar la futilidad de tales juegos políticos engañabobos. La implacable realidad ha de aplastar indistintamente a todos sus desvaríos, para finalmente desnudar la deplorable condición a que han llevado a nuestra nación durante el inhumano período neoliberal.

When that, not so pleasant, moment arrives -han de poner una raya más a este tigre si le atino-; we´ll see then if, by heart, we can bravely react and organised be able to reach our long time expected peaceful revolution, or waste a once in a lifetime opportunity to be free. AL TIEMPO.

M@RCOrazonadas;

MATAmoros, TAM(anifestado);

22/01/10.

 

… ¿es en verdad nuestro sino la violencia cíclica?
 

PREGUNTAS SIN RESPUESTA:

¿Cuál es el cociente entre los militantes de esa narcoburguesía llamada Yunque y los renegados?

SPECIAL REQUESTS:

 

Alright! Let´s stop them talking non sense. A lo mejor me lo perdí, pero serían tan amables de darme un balance anual de nuestras principales fuentes de ingresos nacionales. Digamos por ejemplo, las ventas por petróleo crudo (ya ven que eso de las refinerías nomás no se sabe pa´cuándo), las remesas de nuestros paisas, los recursos obtenidos por la actividad turística, y todo lo demás. ¡Ah!, si no es muy molesto desglosado mensualmente.
 

Pablo Milanés – Cuanto Gane, Cuanto Perdí

¿Qué les parece si organizamos un referéndum pa´ quitarle la autonomía al Tambo de México, sorry, Banco de México?

ENCORE GALÁCTICO:

LA VÍA LÁCTEA – LUIS BUÑUEL – 2/9 – 1969




… being edited.

http://marcosalas.blogspot.com/2010/01/by-heart-el-secreto-de-gabriel-syme.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s